Archivo de etiquetas| monumento a washington

Practicantes de Falun Gong se manifiestan para terminar con 18 años de persecución en China

Por Leo Timm, Epoch Times

20170720daibing-2-1-676x450-675x400

Cientos de practicantes de Falun Gong marcharon en un desfile en Washington el 20 de julio de 2017. Piden terminar con la persecución puesta en marcha en China el 20 de julio de 1999. (Larry Dye/ Epoch Times)

El 20 de julio en Washington, más de 1,000 practicantes y simpatizantes de la disciplina espiritual Falun Gong organizaron un desfile para protestar contra los 18 años de sangrienta represión ordenada por el régimen comunista en China. Los participantes en el desfile, la mayoría portando camisetas amarillas con símbolos de Falun Gong, salieron de la colina del Capitolio. Atravesaron el centro de la ciudad para llegar al monumento a Lincoln. También hubo una manifestación en el Capitolio y una vigilia con velas frente al monumento a Washington.

Falun Gong es una tradicional disciplina espiritual china que consiste de ejercicios y meditación. Su fundamento son los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El 20 de julio de 1999, Jiang Zemin, entonces jefe del partido Comunista Chino (PCCh), por temor ante la creciente popularidad de esta práctica y en especial su independencia vis-a-vis del régimen, organizó una campaña de represión a nivel nacional que continúa hasta hoy.

“La persecución del régimen chino no tiene ningún sentido y es extremadamente violenta. Hacemos un llamado a la justicia de manera pacífica. No usamos ningún arma. No tenemos más que buenas intenciones. Sin embargo, enfrentamos a la policía, patrullas, policía armada. La policía armada nos trata como si fuéramos su peor enemigo”, dijo Liu Zhaohe, profesor de filosofía de 64 años que llegó de Pekín en marzo pasado a los Estados Unidos.

img_1395-e1500586470422-580x773

Zhaohe Liu, ex profesor de la filosofía, y su esposa Wang Lurui participan en el desfile en Washington el 20 de julio de 2017. (Irene Luo / Epoch Times)

Su esposa, Wang Lurui, de 60 años, fue arrestada once veces por hacer su meditación en público y pegar carteles de Falun Gong. Los arrestos se repitieron muchas veces en la Plaza de Tiananmen. También la despidieron de su puesto de administrador del hospital de Pekín.

“Desde que llegamos, seguimos manifestándonos contra la persecución sin violencia. Para que todo el mundo sepa que Falun Dafa es bueno y que la verdad, benevolencia, tolerancia son los principios morales universales”, explica Wang.

Millones de practicantes de Falun Gong en China y el extranjero han utilizado siempre diversos medios pacíficos para sensibilizar a la gente y detener la persecución, a veces con muchos riesgos. Según las estimaciones de investigadores en el campo de los derechos humanos, las autoridades chinas han detenido a millones de practicantes y cientos de miles de personas siguen detenidas en campos de trabajos forzados y centros de lavado de cerebro.

Desde 2006, las investigaciones han revelado que una cantidad importante pero sin determinar de practicantes de Falun Gong han sido ejecutados y sus órganos extraídos en hospitales administrados por el Estado y las fuerzas armadas chinas.

Li Jianying, una china de Taiyuan, provincia de Shanxi, tuvo que huir de China en 2015, cuando alguien informó a la policía que practicaba Falun Gong. Hoy en día, vive en Nueva York y habla benevolentemente de la persecución en China a los habitantes locales. Su madre de 79 años, también practicante de Falun Gong, vive aún en China.

“Me gustaría volver a verla, pero no puedo regresar a China”, dijo Li, y precisó: “Si usted regresa le arrestan en el aeropuerto.”

Cada año, los practicantes de Falun Gong en los Estados Unidos y en otros muchos países organizan actos para recordar un año más de persecución.

Durante el desfile en Washington, los practicantes llevaron pancartas pidiendo se detenga la persecución y la extracción forzada de órganos en China. Una banda de practicantes también participó en el desfile.

Muchos transeúntes se sorprendieron al enterarse de tanta violencia en China. A Wilna LaPorte, que trabaja en el Servicio de Defensa pública en Washington, le atrajo la armonía de la música tradicional china.

20217385_2338463079711153_930111079_n-674x899

Wilna LaPorte. (Eva Fu / Epoch Times)

“Lo que pasa en China es increíble”, dijo, emocionada hasta las lágrimas después de saber que la industria china de trasplantes se abastece con los órganos de los practicantes de Falun Gong. “No entiendo por qué la vida humana se tiene que comercializar así”, agregó.

“La gente debe saber que pasa en otros países, no solamente en el nuestro”, dijo Cynthia Simms que trabaja como administrador educativo. “Muy a menudo, no sabemos qué les pasa a otras personas y lo que afrontan todos los días.”

Christina Oz conoció Falun Gong en mayo pasado en un parque en el centro de Nueva York, donde los practicantes hacen sus ejercicios con una música dulce y armoniosa.

“Sentí que regresaba a mi casa después de un largo viaje”, dijo y agregó: “Lo busqué toda la vida.”

large_nyc-vigil-benjamin-chasteen-20170716-5621-674x449-768x512

Christina Oz en una manifestación frente al consulado chino en Nueva York, 16 de julio de 2017. (Benjamin Chasteen / Epoch Times)

Christina Oz es de Rumanía, país ex miembro del eje comunista que dirigía la Unión Soviética. Ella conoce muy bien la crueldad de un régimen comunista y sus violaciones de los derechos humanos. “Muchas personas murieron, muchos fueron perseguidos en la época del régimen comunista en Rumanía.”

Liu Zhaohe, ex profesor en Pekín, declaró que las autoridades chinas “persiguen todos los pensamientos y creencias fuera del sistema comunista.”

“No hay libertad de creencia ni de expresión. Es lo más inmoral ejecutado por el régimen chino. No sólo te destruyen físicamente, sino también mentalmente. Te obligan a “transformarte”. Reprimen tus pensamientos de modo que no tienes pensamientos propios”, recalcó.

large_nyc-vigil-benjamin-chasteen-20170716-6016-674x449-768x512

Cientos de practicantes y seguidores de Falun Gong realizaron una manifestación y la meditación con velas frente al consulado chino en Nueva York, 16 de julio de 2017. (Benjamin Chasteen / Epoch Times)

Versión en inglés: Falun Gong Marks 18 Years of Persecution in Washington DC Parade

Traducción: Lucía Aragón

Washington, vigilia que honra al sacrificio

Amelia Pang, Epoch Times

Practicantes de Falun Gong con velas honran a los miles que han muerto en la persecución del régimen chino (Lisa Fan/ Epoch Times)

Una solemne escena saludó a los transeúntes, por la vigilia con velas que practicantes de Falun Gong de todo el mundo realizaron frente al monumento a Washington el 13 de julio. La mayoría vestidos de amarillo, los practicantes rindieron homenaje a las miles de vidas perdidas durante los 13 años de persecución a la práctica en China.

Falun Gong es una disciplina espiritual que se practica en todo el mundo. Hace tiempo, se practicaba abiertamente en China, pero desde el 20 de julio de 1999, fue perseguida por el régimen comunista del país.

Así llegaron a la capital de EE.UU., a reunirse pacíficamente y presentar sus respetos a los que han muerto durante la persecución. Entre ellos, se encontraban sobrevivientes de las torturas del brutal régimen comunista, los compañeros practicantes se sienten comprometidos a mostrar su apoyo.

Ren Guoxian, 39 años, voluntaria sin fines de lucro en California.

Ren Guoxian, voluntaria en California (Henry Lam/ Epoch Times)

“Esto es por todos los practicantes que han muerto en China. Yo también fui gravemente torturada. Personalmente, he visto morir a practicantes en los centros de detención. Cuando veo estas imágenes y las vigilias con velas que hacemos, siento una profunda tristeza. Todos creemos en Verdad-Compasión-Tolerancia, sin embargo, recibimos maltrato, hasta el punto de que muchos han muerto. A pesar de que terminé una Maestría en Ciencias del Medio Ambiente en China, no recibí el grado porque me negué a renunciar a mi creencia en Falun Gong. Estoy en este evento para decirle al mundo que Falun Dafa es bueno, Verdad-Compasión-Tolerancia son buenas, detengan la persecución.”

Yu Haiwen, 44 años, estilista, refugiada reciente de China. “Fui perseguida en China, fue una experiencia sangrienta. Amigos íntimos míos han muerto en el mismo centro de detención donde los torturaron. La persecución continúa en la actualidad. Los practicantes de Falun Dafa en China no tienen libertad. No pueden asistir a eventos como este. Hay tantos practicantes de Dafa que son torturados en China. Mi mejor amiga, que practica y la arrestaron conmigo, sigue en la cárcel. Ahora sólo pesa 30 kilos, sus piernas están discapacitadas. Es por ella y por todos los que son torturados, que yo asisto a todas las actividades, como la vigilia, fuera de China.”

Many Ngom, 43 años, diseñadora de modas de Canadá.

“Es importante estar aquí como practicante de Dafa. Tenemos que hacer nuestra parte para mostrar al mundo lo devastador de la persecución. Siempre es emocionante ver a tanta gente. Me siento privilegiada de estar hoy aquí. Ojalá pudiéramos hacer más.”

Bruno Malvino, 25 años, técnico de tráfico procedente de Francia.

“Estoy aquí para conmemorar a todos los practicantes de Falun Dafa que han muerto en la cárcel. Tengo un amigo que quedó discapacitado después de que lo torturaron durante años en China. Salió de la cárcel con tuberculosis.

Jose Johny, 26 años, ingeniero de software de India del Sur.

“Quiero que la persecución termine. El partido comunista chino los está persiguiendo basado en los principios ateos. Tengo amigos cuyas hermanas y padres fueron asesinados. Vine de la India sólo para esto.”

Vista desde arriba, forman los caracteres chinos de Verdad-Benevolencia-Tolerancia, principios fundamentales de Falun Dafa (Lisa Fan/ Epoch Times)

La gente que pasaba se quedaba impresionada por la serena escena, y la cuestión subyacente de la persecución.

Eric Berdan, 42 años, gerente de Nestlé en Canadá.

“Creo que la visión es muy impresionante. Somos de Canadá, no vemos a menudo este tipo de protestas. Es realmente increíble. Usted puede ver la tranquilidad de la manera en que lo hacen. Obviamente, hay mucho más de lo que sabemos. Es bueno para nosotros aprender (sobre la persecución), y es bueno que mis hijos lo sepan. Todo les va a afectar más adelante.”

Jorge Orozco, 45 años, electricista de Chicago

“Somos cristianos católicos. Compartimos el mismo sentimiento porque muchos católicos de nuestra iglesia viven en la clandestinidad en China en estos momentos. Los han asesinado también. Compartimos el mismo sentimiento. Tratamos de quedarnos un poco más para compartir esta vigilia.”

Emily Camis, 24 años, especialista en relaciones públicas en Virginia.

“Personalmente creo que es la mejor forma de protestar que enojarse y caminar con carteles. Esto demuestra que hay mucha opresión en China que la gente no conoce. No teníamos idea de lo que está sucediendo; sólo pasábamos en bicicleta.”