Archivo de etiquetas| naciones unidas

¿Conoce usted la agenda 2030 de las Naciones Unidas? Primera parte: de los impuestos, la producción nacional y el consumo

Por Sandra Rodríguez

ods_2030

En la Cumbre para el Desarrollo Sostenible, que se llevó a cabo en septiembre de 2015, los Estados Miembros de la ONU aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incluye un conjunto de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, …( onu.org.mx)

Muy pocos han escuchado de la agenda 2030 de Naciones Unidas y aun menos son conscientes de las consecuencias nefastas de dicha agenda dirigida curiosamente por China, un país que es cada día más poderoso, y con una influencia que controla no solo el mercado internacional sino también naciones socialistas tales como Venezuela.

Esta agenda se justifica desde la necesidad del “desarrollo sostenible”, primordial para salvaguardar el planeta, que atraviesa en estos momentos los flagelos del cambio climático, las guerras y las hambrunas.

El objetivo central es que todos los países del mundo se acojan a estas reglas a la mayor brevedad, pero en especial los países occidentales, sobre todo las naciones ricas, pues para hacer posible el “desarrollo sostenible” se supone de la colaboración de los que tienen para con los que no. La pregunta es cómo se pretende recolectar dicha ayuda.

Los recursos no se pedirán voluntariamente según está agenda globalista de 2030, la ayuda se exigirá y los recursos de las naciones ricas pasarán a ser manejados y controlados por la ONU que decidirá a su vez a quién brindar dichas donaciones. Esto va directamente en detrimento de la economía de las naciones ricas de occidente, lo que supone indiscutiblemente un peligro inminente para la economía de todo el hemisferio occidental: si cae Europa y Estados Unidos, nos guste o no Latinoamérica caerá en desgracia. Todos nuestros países sufrirán el karma venezolano.

Nicolás Maduro es un ferviente ejecutor de dichas políticas socialistas maquilladas de humanitarias; a los ricos se les expropia, pero a los pobres no se les da nada, solo sobras. Entonces, ¿a dónde van esos dineros? A grandes multinacionales como por ejemplo Monsanto y Dupont, naturalmente también a la banca privada y a las grandes firmas del gigante asiático, sin olvidar otros actores menos legales como el narco.

La agenda 2030, un documento de 700 páginas, pareciera ser el plan de salvación del mundo, sin embargo, es una agenda socialista para el control de masas por parte de un gobierno global que inició operaciones después de 2015 y que se prevé estar completamente ejecutada para el 2030. En esta agenda, el contribuyente occidental verá cómo los impuestos que él paga a su nación se fugan al extranjero, provocando un resquebrajamiento de las economías nacionales. Tal escenario ya se ha vivido como experimento en Europa: con la crisis en Grecia, Italia y España se le obligó a los alemanes pagar un impuesto de ayuda a Grecia, el cual nunca llegó a solventar la crisis económica. Los recursos aterrizaron directo en los bancos que siguieron haciendo de las suyas, fomentando la xenofobia, la polarización y llevando a la gente a confiar en los partidos de corte ultraderechista, o más bien, nacional…socialista.

Como resultado, el desempleo y la crisis económica en Alemania creció, pero nunca en la escala de los países mediterráneos, pues la idea no es desangrar rápidamente al contribuyente, sino mantenerlo con la soga al cuello con contribuciones cada vez más numerosas y que se incrementarán de a poco, acudiendo a su moral como buen ser humano: tienes que ayudar al que necesita y si no, eres malvado. Por su parte, en los países en crisis, el desempleo y la burbuja inmobiliaria estalló y las pensiones desaparecieron.

La redistribución de la riqueza no solo se pretende lograr a través de estos impuestos sino también a través de la reestructuración de los modelos de producción y consumo de cada nación. El país que quiera implementar el proteccionismo para cuidar a su industria nacional será severamente castigado, pues interferiría gravemente con la recaudación de dineros para las naciones empobrecidas con regímenes socialistas y comunistas. Justamente, hoy un medio independiente colombiano denunció cómo Guaidó, el presidente interino de Venezuela, se apropió de recursos internacionales para ayudar a los pobres en Colombia y se los llevó a su país.

Usted se preguntará qué tiene que ver Guaidó con Maduro, pero es muy simple. Todo hace parte de una puesta en escena. Se trata de polarizar y enfrentar a los ciudadanos unos en contra de otros. El régimen se enriquece con las políticas de hambre de la ONU, mantiene a China y Rusia surtidos con petróleo gratis y roba recursos a su vecino para empobrecerlo y sofocarlo hasta que caiga en una crisis tan profunda que sea fácilmente influenciable en las elecciones de alcaldes y presidente, como pronto sucederá en Colombia. Todos juegan sus cartas con el mismo objetivo: El gobierno global.

El documento a punta en primer lugar a la insostenibilidad del sistema de consumo, lo que implica que cada nación se vea en la necesidad de restringir el poder adquisitivo de sus ciudadanos y al mismo tiempo retire el apoyo estatal a la industria nacional, provocando miles de despidos masivos, ya sea por reestructuración o por cierre de empresas y fábricas que ven cómo ya nadie compra sus productos. Esto lo ha venido propiciando China con sus industrias de muerte y esclavitud en su territorio matando las economías de muchos países. La materia prima es barata, la producción es barata, la mano obra casi gratuita. Un cóctel mortal para la mediana y pequeña industria de cualquier nación en el planeta y también para el consumidor: sus compras son de pésima calidad y se verá obligado a comprar una y otra vez lo mismo porque no dura. Esto va en detrimento de la economía y del bolsillo del consumidor empobrecido.

Todo esto se sostiene en la agenda justificando que hay demasiada gente que consume demasiados recursos y que el planeta sucumbirá a esta tendencia. Sin embargo, al analizar tal premisa se puede ver lo ilógico del asunto. Si bien, la población mundial es enorme, eso no quiere decir que todos consumen de igual manera, que todos tienen dinero para comprar, que todos tienen empleo. Solo menos del 20% de la población mundial sostiene la economía del planeta, los cientos de millones de pobres no cuentan para el sistema, no existen, y los mega ricos que son un escaso 1% de la población, evaden impuestos y obligaciones en paraísos fiscales que ninguna autoridad controla.

Entonces, ¿cómo afirman que el ritmo de consumo es insostenible? La clase media y la media alta cada día pierden más derechos debido a los impuestos y la reestructuración del sistema de producción. La especulación y el sistema de crédito engañan a los incautos y los ahogan en deudas, dejándolos en la total ruina. La clase media mundial es cada vez más pobre. Por lo tanto, ¿quién es el que consume desmesuradamente los recursos del planeta? Sí, las grandes multinacionales que, como Nestlé, llegan a naciones tercermundistas y se apoderan del territorio y del agua, alegando que el preciado líquido NO es un derecho humano, sino un bien de consumo. El consumidor sin ética ni control no son más que esos conglomerados alimenticios, tecnológicos, banqueros y farmacéuticos, no el ciudadano común.

Esta agenda se empeña con su discurso climático en hacerle creer al ciudadano de a pie que él es el culpable y no responsabiliza abiertamente a las grandes multinacionales por la contaminación. Por lo tanto, insiste en no comprar automóviles o mejorar los medios públicos de transporte, sino optar por la bicicleta, en no consumir agua y electricidad, mientras las grandes mineras a través del fracking envenenan las reservas subterráneas de agua y devoran energía sin límites ni restricciones, en no tener descendencia, mientras a los niños ya nacidos se les mata con azúcar y químicos.

Si bien, es imperativo regular cosas como el uso de plásticos, concretamente responsabilidad de una industria alimentaria devastadora e irresponsable, la agenda 2030 quiere hacerle creer al ciudadano que todo el caos planetario es su responsabilidad y de las naciones soberanas, por lo tanto, un gobierno global es la única solución. Un gobierno ideal en cabeza de las Naciones Unidas guiadas por China, el nuevo líder de la organización, bien conocido por sus crímenes de lesa humanidad, por sus políticas de producción desmesurada sin ética, de abortos forzados, de eugenesia, de esclavitud y control de masas por medio de la censura y de la represión.

En China pensar diferente es un delito mortal. Bien lo saben los practicantes de Falun Dafa. Cerca de 65,000 de ellos fueron perseguidos, desaparecidos, torturados y asesinados por el régimen chino y sus órganos vendidos en el mercado internacional de manera ilegal sin el consentimiento ni de las víctimas ni de sus familias. Incluso muchos de los cadáveres son ahora parte de la exposición BODIES de Günther von Hagens, ahora también investigado por estos crímenes.

Por su parte, los ciudadanos comunes son controlados por una red de cámaras al mejor estilo BLACK MIRROR y ven cómo sus derechos y libertades individuales básicas son coartadas y violadas por el régimen.

Eso es lo que le espera al mundo si más naciones se unen a esta agenda liderada por China. La ciudadanía debe saber y conocer a profundidad este documento. Trabajar, producir y consumir no es malo, quienes propician el caos y la crisis de recursos son las grandes industrias, es imperativo que los países protejan sus economías y fronteras y cuide de los suyos.

Dos elementos necesarios para la caída de Maduro

Se proponen la mediación externa y que la oposición política cree un frente unificado para dar una alternativa que reemplace al régimen de Maduro

Por Dr. Joseph S. Tulchin

Geopolitical Intelligence Services

El presidente venezolano Nicolas Maduro (izq.) y el vicepresidente Tareck El Aissami saludan a sus seguidores antes de la ceremonia en la que Maduro pronunció un discurso en la Corte Suprema de Justicia de Caracas, el 15 de enero de 2017, a un año en el cargo. (JUAN BARRETO / AFP / GettyImages)

Los que siguen los acontecimientos en Venezuela se preguntan desde hace meses cuánto tiempo puede durar el régimen socialista de Nicolás Maduro y cuánto peor puede llegar a ser la crisis económica y social. Muchos expertos predijeron que el régimen de Maduro caería en cuestión de meses.

Anteriormente sugerí que el final sólo se produciría si se cumplían dos condiciones. En primer lugar, los costos de salida para Maduro, su círculo íntimo y los oficiales militares de más alto rango ‒que están muy metidos en el tráfico internacional de drogas‒ tendrían que ser resueltos pacíficamente a través de la mediación externa. En segundo lugar, la oposición política tendría que crear un frente unificado para dar una alternativa del gobierno que reemplazaría al régimen de Maduro.

Hoy en día, los venezolanos están dramáticamente peor de lo que estaban hace tres meses. Las exportaciones de petróleo, que representan la mayor parte de los ingresos del gobierno, siguen disminuyendo. La presión internacional sobre el régimen ha aumentado. Los Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a más de una docena de funcionarios venezolanos. Las Naciones Unidas y Oxfam han hecho declaraciones públicas sobre las desesperadas condiciones sociales del país, y la Organización de los Estados Americanos ha condenado formalmente al régimen.

Sin embargo, la oposición no está mucho más cerca de unir fuerzas hoy que hace tres meses, y esos desagradables costos para su salida no se han resuelto.

Espiral descendente

La situación dentro de Venezuela ha pasado de desesperada a desastrosa. Más de 2 millones de venezolanos han huido del país desde la “revolución socialista”, acercándose al 10 por ciento de los 31 millones de habitantes del país.

La hiperinflación se hizo realidad hace meses. El Fondo Monetario Internacional (FMI) predijo que la inflación alcanzaría el 1 millón por ciento para fines de 2018, lo que colocaría a Venezuela en un pequeño grupo que incluye a la Alemania de 1923, así como al Zimbabwe de principios de la última década. El dinero no vale nada, los contratos se anulan. El FMI pronostica que la economía se contraerá en un 18 por ciento, el tercer año se ha reducido en dos dígitos. El régimen ha empobrecido a los venezolanos, con algunas afortunadas excepciones.

Los medicamentos y los alimentos son importados, y las redes militares se encargan de distribuirlos. Los hospitales están cerrados u ofrecen servicios limitados, y el transporte público es esporádico e impredecible. La comida en los supermercados está disponible solo después de esperar en largas filas durante horas todos los días. Las escuelas están cerradas porque el gobierno no paga a los maestros y no hay suministros para los estudiantes.

Al mismo tiempo, las exportaciones de petróleo, que proporcionan al estado ingresos para pagar las importaciones, están disminuyendo. Apenas el mes pasado, la producción de petróleo de Venezuela cayó por debajo de 1 millón de barriles por día, un nivel no visto en más de 30 años.

La compañía petrolera nacional, PDVSA, no tiene el dinero para mantener los pozos o pagar las plataformas para producir el petróleo. También puede perder su flota de petroleros porque no puede pagar más de $ 2 mil millones que se le deben a ConocoPhillips, y la empresa estadounidense logró que un tribunal autorice la confiscación de los activos de PDVSA como compensación. Hay varios otros incumplimientos de pago por parte de las compañías mineras y petroleras que dificultarán que PDVSA revierta la espiral descendente de producción.

Si bien la disminución de los ingresos petroleros condenará en última instancia al régimen de Maduro, es demasiado lento para rescatar a los venezolanos del hambre y el cataclismo social. Entonces, ¿por qué no cae el régimen? La respuesta es simple: Maduro ha logrado capturar las instituciones fundamentales del estado y ha ganado dos elecciones fraudulentas: una en mayo para reelegirlo para otro período presidencial y la otra en 2017 para elegir a las autoridades locales y regionales.

Cuando el partido gobernante perdió por última vez una elección, en diciembre de 2015 para el control de la Asamblea Nacional, Maduro simplemente creó otro cuerpo legislativo. Esa fue la Asamblea Constituyente, una medida que dejó impotente a la Asamblea Nacional controlada por la oposición. Ganó las dos últimas elecciones porque la oposición se negó a participar y porque el régimen manipuló el proceso electoral encarcelando a los políticos de la oposición, prohibiendo los partidos hostiles y utilizando el control del gobierno sobre el suministro de alimentos para asegurarse de que la gente fuera a las urnas para votar por él.

El control de alta tecnología sobre la distribución de alimentos, a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), también ayuda a explicar por qué no ha habido revueltas ante tales privaciones. El régimen entrega a sus leales seguidores y a los pobres una tarjeta de identificación especial, denominada “carnet de la patria”, con un chip electrónico. Con la tarjeta, pueden obtener alimentos y otros suministros en los centros de distribución del gobierno. En las elecciones de mayo, los funcionarios les dijeron que llevaran su tarjeta al centro de votación y que, después de votar, visitaran uno de los muchos quioscos administrados por el gobierno para recargar su chip. El régimen socialista está utilizando su control sobre los suministros de alimentos como un instrumento de represión.

Autoritarismo creciente

El caso venezolano es de interés para los estudiantes de geopolítica porque encaja en una creciente discusión sobre cómo los llamados regímenes híbridos utilizan las trampas de los sistemas democráticos para disfrazar su carácter autoritario, y cómo los funcionarios electos pueden socavar las democracias. Se considera que Estados Unidos es el país que más especulaciones genera, mientras que la Unión Europea también está bajo un intenso escrutinio. La definición mínima de democracia es que los resultados electorales no deben estar predeterminados. Ese, ya no es el caso de Venezuela.

El fiscal general de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, ha indicado que su oficina está abriendo una investigación sobre la crisis venezolana. ¿Acabará Maduro como el ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic? Una vez más, esto requiere alguna forma de consenso de la comunidad.

El 22 de julio, un fiscal federal de los Estados Unidos presentó una denuncia penal en Miami alegando que funcionarios venezolanos habían lavado cerca de $ 1,200 millones de dólares. Aunque esto puede hacer que el gobierno de los Estados Unidos parezca que se está preparando para intervenir, no se puede hacer nada mientras la oposición no pueda unirse.

Si observamos el auge del populismo nacionalista y las amenazas a la democracia en Europa en los últimos años, podemos ver que el éxito de los movimientos autoritarios a menudo depende de la debilidad de la comunidad regional. ¿Quién o qué grupo ayudará a expulsar a Maduro del poder, y cómo puede tener éxito la presión externa sin una alternativa nacional coherente?

Las organizaciones regionales del hemisferio Occidental no han sido capaces de diseñar una estrategia para lograr una transición pacífica hacia un gobierno más democrático.

El rol de Cuba y México

El camino hacia una solución pacífica pasa por La Habana y podría incluir la Ciudad de México. ¿Puede Cuba ofrecer un refugio seguro para Maduro, tal vez como una moneda de cambio para un acuerdo más amplio con los Estados Unidos? Venezuela sigue abasteciendo a Cuba con petróleo barato, llegando incluso a comprar crudo en el mercado abierto para abastecer a las refinerías cubanas. Las fuerzas militares y de inteligencia de Cuba ayudan al régimen de Maduro a controlar a su propia población, por lo que, para desempeñar el papel de pacificador, Cuba debe aceptar retirar a todos los agentes militares y de inteligencia.

El nuevo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es un comodín. Quiere volver a la llamada Doctrina de Estrada de la no intervención. De ser así, México no se uniría al resto del Grupo de Lima, una alianza de 17 países establecida en agosto de 2017 para encontrar una resolución pacífica en Venezuela, al presionar a Maduro para que se fuera en silencio. Sin embargo, AMLO podría pedirle a su nuevo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, un político extraordinariamente talentoso, que ofrezca los servicios de México como mediador y proponga al país como un refugio seguro para aquellos más amenazados por los procedimientos legales bajo un nuevo gobierno.

El Dr. Joseph S. Tulchin es investigador titular del Centro Internacional de Académicos Woodrow Wilson. Este artículo fue publicado por primera vez por GIS Reports Online.

Las opiniones expresadas en este artículo son lasopiniones del autor y no necesariamente reflejan la opinión de La Gran Época.

Artículo en inglés: https://www.theepochtimes.com/the-two-ingredients-needed-for-nicolas-maduros-fall_2618365.html

Traducción de Lucía Aragón

China espió a la Unión Africana a través de un cuartel general que construyó, revela Le Monde

Por: Annie Wu

La Gran Época, EE.UU.

gettyimages-911401830-700x420

Sede de la Unión Africana en Addis Abeba en la apertura de la XXX Cumbre Anual de la Unión Africana, 28 de enero de 2018. (Simon Maina / AFP / Getty Images)

Un reportaje de Le Monde reveló recientemente que el régimen chino transfirió en secreto datos de la sede de la Unión Africana (UA) a un servidor en Shanghái.

La sede de la UA se encuentra en Addis Abeba, Etiopía. El edificio, que costó 200 millones de dólares, fue construido y financiado por una donación del régimen chino. La sede se inauguró en enero de 2012.

De acuerdo con un artículo del diario Le Monde, publicado el 26 de enero, citando fuentes no identificadas dentro de la UA, informaba que los puertos de salida instalados en las computadoras del edificio transmitían todas las noches datos, incluso información clasificada, a un servidor chino.

No fue sino hasta enero de 2017, que el personal de la sede de la UA decidió investigar un raro fenómeno: todas las noches entre la medianoche y las 2 am, la tasa de uso de datos subía a un nivel muy alto, a pesar de que el edificio estaba casi vacío.

“De acuerdo con varias fuentes dentro de la institución, China podía espiar toda información importante. Una fuga de datos espectacular que se dio de enero de 2012 hasta enero de 2017”, informó Le Monde.

gettyimages-896874400-600x423

Reunión de jefes de Estado africanos en la sede de la Unión Africana, 21 de diciembre de 2017. (Solan Kolli / AFP / Getty Images)

Después de este descubrimiento, el sistema informático de la sede de la UA cambió sus servidores y al personal, comenzó a usar comunicación encriptada. En julio de 2017, enviaron también a expertos argelinos a limpiar el edificio de micrófonos ocultos que encontraron debajo de los escritorios y dentro de las paredes.

Según Reuters, en la cumbre anual de la UA celebrada en Addis Abeba el 29 de enero de 2018, líderes chinos y africanos reunidos ahí negaron el informe publicado en Le Monde.

Kuang Weilin, embajador chino en la UA, lo describió como “ridículo y absurdo”.

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, que se desempeña como presidente de la UA este año, dijo que no tenía conocimiento del espionaje por parte del régimen chino.

“Aquí no se ha hecho nada que quisiéramos esconder de la gente”, dijo a periodistas después de una reunión de jefes de estado africanos. “No me preocupa ser espiado en este edificio”.

Desde la década de 1990, China ha realizado grandes inversiones en países africanos para la adquisición de materias primas. Sin embargo, las Naciones Unidas plantearon dudas sobre si las inversiones chinas realmente beneficiaron a estos países. China también ha tratado de influir en los países africanos a través de iniciativas de “poder blando”, por ejemplo mediante el establecimiento de Institutos Confucio en todo el continente, que son parte de los instrumentos para la promoción de los Planes políticos de China.

Versión original

Traducido por: Lucía Aragón

Clima: la ONU advierte de fenómenos extremos en 2017

Por Lucía Aragón

Las condiciones meteorológicas y climáticas extremas continuarán en 2017, advierte Naciones Unidas, después de un año 2016, donde la temperatura media alcanzó un récord, el hielo se ha reducido mucho, el nivel del mar sigue aumentando y los océanos se calientan.

deshielo-en-el-c381rtico

Un oso polar entre bloques de hielo en el Ártico. (Foto: AFP)

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), la agencia especializada de la ONU, publicó su informe anual sobre el estado del clima para el Día Meteorológico Mundial, que tuvo lugar el 23 de marzo.

“El informe confirma que 2016 fue el año más cálido jamás registrado: el aumento de temperatura en relación a la época preindustrial alcanzó 1.1°C, o sea 0.06°C más que el récord anterior establecido en 2015”, dijo el Secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado.

Según la OMM, los “fenómenos extremos” seguirán “siendo relevantes en el año 2017”, pero la situación es peor “los estudios publicados recientemente (…) sugieren que el calentamiento de los océanos podría ser aún más pronunciado de lo que se pensaba.”

Los datos preliminares que tiene la ONU han demostrado que el ritmo de crecimiento de las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) no ha bajado.

“A pesar de que el poderoso Niño se disipó en 2016, asistimos ahora a otros cambios en el mundo que apenas podemos aclarar: aquí tocamos los límites de nuestro conocimiento científico sobre el clima, y ahora avanzamos en territorio desconocido”, dijo el director del Programa Mundial de Investigación sobre el clima, David Carlson.

El fenómeno de El Niño, que se produce cada 4 o 5 años con una intensidad variable, que resulta en un aumento de temperatura del Océano Pacífico, causa sequías y precipitaciones superiores a la normal. El fenómeno alcanza su máxima intensidad al final del año, de ahí su nombre de El Niño, el niño Jesús.

Por lo menos tres veces en este invierno, el Ártico experimentó el equivalente a una ola de calor polar, según la OMM que señala, que incluso en lo más frío del invierno ártico, hubo días que estuvo cerca del descongelamiento.

De acuerdo con las conclusiones de los investigadores, los cambios observados en el Ártico y la fusión de los témpanos conllevan, a mayor escala, una modificación de la circulación oceánica y atmosférica, lo que repercute en las condiciones meteorológicas de otras regiones del mundo.

Así, regiones como Canadá y gran parte de Estados Unidos se han beneficiado de un clima excepcionalmente templado, mientras que otros, la Península Arábiga y el norte de África por ejemplo, a principios de 2017 registraron temperaturas anormalmente bajas.

En 2016, las temperaturas de la superficie del mar fueron las más altas jamás observadas. Además, el aumento del nivel del mar continúa, y la extensión del hielo del Ártico está muy por debajo de lo normal la mayor parte del año.

“Las concentraciones de CO2 en la atmósfera siguen batiendo récords, lo que demuestra más claramente la influencia de las actividades humanas en el clima”, dice con preocupación el Sr. Taalas.

La contaminación ahoga a Pekín

Pekín y otras ciudades del norte de China están bajo una espesa niebla contaminante, este año con una densidad récord, un recordatorio de la emergencia climática en la apertura de la conferencia de París, que Xi Jinping deberá “impulsar”, según la prensa oficial.

Con temperaturas invernales por debajo o alrededor de cero, la capital china se encuentra con una bruma blanquecina impregnada de un fuerte olor a carbón, y la densidad de partículas peligrosas 20 veces más que el nivel de exposición recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

1349763

Alerta ambiental en Pekín., el aire superó los 600 microgramos por metro cúbico de partículas PM 2.5, las más dañinas para la salud. (Foto: Reuters)

A las 17 horas, la densidad de partículas de 2.5 micrones de diámetro (PM 2.5) alcanzó 625 microgramos por metro cúbico de aire, de acuerdo con los niveles de referencia medidos por la embajada de Estados Unidos en Pekín. Un poco al sur de Pekín, el pico llegó a 976. El límite máximo permitido por la OMS es de 25.

Por su tamaño, estas partículas entran en los pulmones y son la causa de cientos de miles de muertes prematuras en China cada año.

Los niveles alcanzados en las ciudades de la vecina provincia de Hebei superaron los 500, según cifras oficiales.

Después de cifras de cerca de 400 en este fin de semana, Pekín emitió “alerta naranja”, el nivel de alerta más alto de contaminación en este año.

“Todo el mundo debe evitar salir en la medida de lo posible”, incluso las personas sanas, decía el sitio web oficial del clima chino. La alerta naranja china establece que los niños en las escuelas no deben salir a la calle, y algunas fábricas suspendieron su actividad.

En el contexto de “airpocalipsis”, la prensa china anunciaba la llegada del presidente Xi Jinping a París, donde, según el China Daily, va a “impulsar” la conferencia sobre el clima para que la COP21 llegue a un “acuerdo histórico, equilibrado y justo” sobre las emisiones de carbono a partir de 2020.

El mayor emisor de gases efecto invernadero, principal productor y consumidor de carbón, China debe desempeñar un papel clave en las negociaciones.

El presidente chino va a “defender los intereses de las economías en desarrollo en materia de cambio climático, presionando a los países ricos para transferir tecnología y capitales”, destacó el diario China Daily.

La segunda economía del mundo, China ha emitido a la atmósfera entre nueve y 10 mil millones de toneladas de dióxido de carbono en 2013, casi el doble que los Estados Unidos y alrededor de 2.5 veces más que la Unión Europea.

Con el presidente estadounidense, Barack Obama, Xi Jinping se comprometió el año pasado a que China alcanzará un pico de emisiones “en 2030” antes de su estabilización.

La llegada de un frente frío para el martes deberá ayudar a disipar la grave contaminación actual en el norte de China, dijo la Oficina para la protección del Medio Ambiente en su página web.

Grandes desastres

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de China acaba de publicar un informe de 900 páginas que detalla las opiniones de 550 expertos sobre el cambio climático en China, según el New York Times.

El informe detalla las divergencias entre los consejeros del gobierno sobre la fecha de 2030, cuando China deberá estabilizar sus emisiones.

Los expertos chinos también señalaron que el aumento de las aguas en la costa oriental del país fue más rápido que en el resto del mundo, y podría alcanzar los 40-60 cm antes de fin de siglo, según el New York Times.

Las ciudades a lo largo del Océano Pacífico, como Shanghái, la más poblada y desarrollada de China, van a ser las más afectadas, y “algunas ciudades podrían enfrentar grandes desastres difíciles de predecir”, dijo la misma fuente.

En el resto del país, el cambio de los patrones de lluvia podrían ser “extremadamente perjudicial” para la presa de las Tres Gargantas, la mayor del mundo, que regula las aguas y las inundaciones del río Yangtzé, indica el informe citado por el periódico.

ONU: Cada 10 minutos nace un niño apátrida

Nace cada 10 minutos en algún lugar del mundo un niño sin nacionalidad, un problema exacerbado por el conflicto en Siria que ha llevado a la peor crisis migratoria en Europa desde 1945, dijo el martes la ONU, que quiere eliminar el estatus de apátrida para el 2024.

Actualmente hay 10 millones de personas consideradas apátridas en todo el mundo. (Foto: Twitter ACNUR@Refugees)

De acuerdo con un informe que se presenta este miércoles en la sede de la ONU en Nueva York por al Alto Comisionado para los Refugiados, Antonio Guterres, “el problema sigue creciendo.”

Los países que tienen las poblaciones apátridas más numerosas son Birmania, Costa Marfil y Tailandia, al menos 70,000 niños apátridas nacen cada año.

“En el poco tiempo que los niños aprenden a ser niños, el apátrida puede grabar en piedra los problemas que le acechan durante toda su infancia y, así, condenarlos a una vida de discriminación, frustración y desesperación”, declaro el Sr. Guterres, el informe destaca las dificultades que estas personas tendrán para acceder a la educación, salud y empleo.

Durante el conflicto, la ausencia del acta de nacimiento crea un riesgo particularmente alto para los refugiados y los migrantes.

Es el caso del conflicto en Siria, la mayor crisis humanitaria del mundo según Naciones Unidas, que ha obligado a más de 4 millones de personas a huir a los países vecinos. Varios cientos de miles, incluidas mujeres que dan a luz en el camino, huyeron a Europa.

En particular, debido a la discriminación de género consagrado en la legislación siria relativa a la nacionalidad, los niños sirios pueden adquirir la nacionalidad solamente de su padre. El conflicto ha dejado a casi el 25% de los hogares de refugiados sirios sin padre que puedan dar fe de su nacionalidad, un certificado de nacimiento es la única manera de probar la ciudadanía de un niño, dice la ACNUR.

Para la agencia de la ONU, el acta de nacimiento es, por lo tanto, de “vital importancia” para los refugiados sirios nacidos en los países de asilo y muchos son separados de sus padres o de sus familias.

“Esto ayudaría a prevenir entre los niños la ausencia de nacionalidad, asegurar su reconocimiento como ciudadanos sirios y permitirles regresar a Siria cuando las condiciones sean favorables”, dice la ACNUR.

La discriminación, con base en el origen étnico, la raza, la religión o el sexo, es la principal causa de la falta de nacionalidad en el mundo.

Hace un año, la ACNUR lanzó una campaña para terminar con la condición de apátrida en 2024. Hace un llamado a los estados para que los niños puedan obtener la nacionalidad del país donde nacieron, a la derogación de leyes que impidan a las madres pasar su nacionalidad, suprimir las leyes y prácticas discriminatorias y garantizar el registro universal de nacimientos.

Explosiones Tianjin: Experto de la ONU critica la falta de transparencia de Pekín

Un experto de la ONU, el Sr. Baskut Tuncak especialista en sustancias peligrosas, criticó este miércoles la falta de transparencia de las autoridades chinas en el procesamiento y almacenamiento de sustancias peligrosas, después de las explosiones de Tianjin, en un comunicado publicado por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

El sitio de las explosiones en Tianjin, China. (Foto: REUTERS)


Unas 700 toneladas de cianuro de sodio, compuesto altamente tóxico, se mantuvieron en un almacén de productos químicos de Tianjin, donde hace una semana, sucedieron las explosiones mortales que dejaron al menos 114 muertos.

“La falta de información cuando se necesita es una realidad trágica, sobre todo si esta información hubieran podido reducir o incluso prevenir este desastre”, dijo el Sr. Tuncak, Relator Especial de la ONU para los Derechos Humanos relacionados con sustancias y residuos peligrosos.

“Además, las restricciones en cuanto al acceso al público a la información sobre salud y seguridad, y la libertad de prensa son muy preocupantes”, agregó.

El Sr. Tuncak pidió al gobierno chino ejercer plena transparencia en la investigación de estas explosiones.

Los trabajos de limpieza se hacen más complejos por las fuertes lluvias sobre los escombros de la planta industrial, mientras la ansiedad va en aumento en la región en cuanto a la extensión de la contaminación.

Las autoridades insistieron en que el aire y el agua de la ciudad, no se contaminaron.

Según el Sr. Tuncak, China debe considerar si su legislación sobre las sustancias peligrosas cumple con las normas internacionales. El experto también señaló que toda información sobre estas sustancias “debe estar disponible” al público.

La propietaria del almacén, la empresa Tianjin Rui Hai International Logistics, fue autorizada para manejar sustancias químicas peligrosas, pero hay dudas en cuanto su certificación, según la agencia Xinhua.