Archivo de etiquetas| neurotransmisores

“Cuanto más placer busque, más desdichado será”

No confunda el placer con la felicidad, son enemigos

Por: La Gran Época Inspired, Francia

men-2425121_640

(Foto: Pixabay)

¿Cree que la felicidad es la acumulación de placer? ¡No me malinterprete! Según el Dr. Robert H. Lustig, el placer sería enemigo de la felicidad. El famoso neuroendocrinólogo lo explica en su último libro, The Hacking of the American Mind.

Las multinacionales nos venden placer haciéndolo pasar por felicidad. Sin embargo, son dos sensaciones muy diferentes que dependen de dos neurotransmisores distintos.

La dopamina, que se libera cuando se experimenta placer, es efímera. Está vinculada a algo material y solitario, se necesitará más y más dosis para lograr el mismo efecto y, llevado al límite, es adictiva. Además, debido a que excita a las neuronas, este neuroquímico finalmente las mata.

city-3185653_640

Los placeres inmediatos no dan felicidad (Foto: Pixabay)

Por otra parte, la serotonina de la cual proviene la sensación de felicidad, es producto de interacciones sociales y una vida espiritual. Sobre todo, los sentimientos que provoca son duraderos: un sentimiento de satisfacción y de unión con el mundo. No hay sobrecargas de serotonina en las neuronas porque esta sustancia no las estimula, sino que las inhibe.

hands-2847508_640_aki

(Foto: Pixabay)

El placer es efímero, la felicidad duradera”, dice el Dr. Lustig en el sitio entelekheia. “El placer es visceral, la felicidad incluye la afectividad y el espíritu; se toma placer, la felicidad está en dar; el placer se obtiene con sustancias, la felicidad no se obtiene así; el placer se siente individualmente, la felicidad se vive a través de intercambios sociales. El exceso de placeres conduce a adicciones, ya sea que provengan de sustancias o de un determinado comportamiento, pero nadie ha sido drogado con demasiada felicidad”.

El profesor de la Universidad de California va aún más lejos: la dopamina reduce el nivel de serotonina. En otras palabras, “cuanto más busca placer, más desdichado es”.

Por lo tanto, si quiere ser feliz, resista ciertos placeres como los postres muy dulces (el azúcar disminuye los niveles de serotonina) o las compras compulsivas; prefiera el ejercicio físico, la meditación, pasar tiempo con la gente o trabaje como voluntario. Y sobre todo recuerde que la felicidad no se compra.

Sin duda, se requiere más esfuerzo para alcanzar la felicidad que para obtener un placer momentáneo, pero ¿no vale la pena?

Artículo original en francés:  « Plus vous recherchez du plaisir, plus vous serez malheureux ». Ne confondez pas plaisir et bonheur – ils sont frères ennemis

Traducido del francés al español por: Lucía Aragón