Archivo de etiquetas| partido comunista

La “nueva era” Xi no se anuncia mejor para los derechos humanos en China

Por AFP

9fb9110bf5d77b7c5d6660cb07cc55734ca841c9

Xi Jinping aparece en una pantalla situada sobre la entrada a una tienda el pasado 25 de octubre en Pekín. (Foto: AFP/Archivos / Greg Baker)

La “nueva era” proclamada por Xi Jinping en China no ofrecerá ninguna mejoría en el frente de las libertades, temen los militantes de los derechos humanos, que casi no pudieron hacerse oír durante el Congreso del Partido Comunista Chino.

Xi Jinping salió reforzado del XIXº congreso del partido único de China. Los 2.300 delegados ingresaron su nombre en los estatutos del partido y obtuvo un nuevo mandato de cinco años.

En su discurso de apertura del congreso, Xi no dejó ninguna esperanza sobre una flexibilización del régimen, cuyo autoritarismo ya se reforzó durante sus primeros cinco años de poder.

“Cada uno de nosotros tiene que hacer más para defender la autoridad del partido y el sistema socialista chino y oponerse resueltamente a toda palabra o acción de naturaleza a socavarlos”, pidió a sus camaradas.

El discurso anuncia la continuidad de “la represión de los disidentes en nombre de la defensa de la seguridad nacional”, según Patrick Poon, de Amnistía Internacional.

Durante el primer mandato de Xi, China se dotó de un arsenal jurídico que permite reprimir las voces discordantes, en particular en internet.

Abogados bajo arresto

92a31d145022a317830b7098643ef167a5710b90

El abogado chino Yu Wensheng, el 12 de enero de 2017 en Pekín. (Foto: AFP/Archivos / Fred Dufour)

“Alentada por las leyes sobre la seguridad nacional impuestas por Xi, la policía seguirá probablemente persiguiendo a quien se aventure a criticar la política del gobierno”, advierte desde Hong Kong Frances Eve, de la asociación de defensores chinos de los derechos humanos (CHRD).

Las libertades “están en China bajo amenaza constante”, dijo por su parte Margaret Lewis, especialista de derecho chino de la Universidad de Seton Hall en Estados Unidos.

La era Xi Jinping ya fue blanco de críticas en 2015 cuando se detuvo a unos 200 abogados y militantes de derechos humanos. Algunos fueron condenados a penas de prisión.

Aprovechando el congreso, que terminó el martes, el abogado Yu Wensheng intentó desafiar al régimen publicando una carta abierta.

“El Partido Comunista Chino habla de libertad, de democracia, de igualdad y de Estado de derecho, pero nada de eso existe en China”, escribió. “La élite y los más ricos controlan el poder y la corrupción está en todas partes”.

El abogado fue detenido inmediatamente después de haber difundido la carta, que se puede consultar en internet pero no en China. La policía lo interrogó durante tres horas el mismo día del discurso de apertura de Xi, precisó en otra declaración difundida en internet.

Yu Wesheng, que se hizo conocer el año pasado luego de presentar una demanda contra la municipalidad de Pekín por la contaminación atmosférica, explicó a la AFP que decidió escribir su mensaje por el deterioro de los derechos humanos en China los últimos años, “en particular el arresto de abogados a gran escala”.

Estudiante universitaria vence el temor a la persecución en China

En china, la sola mención de Falun Dafa provoca riesgos enormes

Por Cat Rooney – Epoch Times

SAN FRANCISCO – “Durante dieciséis años, viví con el temor de que me persiguieran por mi fe”, dice Gu Peiqi, 30 años, que creció en China comunista. Su creencia es Falun Dafa, una práctica de la escuela Buda que tiene como objetivo mejorar el cuerpo y la mente. Esta práctica se puede ejercer libremente en casi todo el mundo, excepto en China.

1_5_17_sf_topstorypic_peigigu_10-24-16-catrooney-676x450

El 24 de octubre 2016 en San Francisco, Gu Peiqi evocó los valores que su familia le inculcó durante su crianza y cómo sus posibilidades de terminar la universidad se redujeron gradualmente a causa de su fe en Falun Gong, una práctica perseguida en China. (Cat Rooney/ Epoch Times)

Un año antes de ponerse en marcha la persecución, Gu tenía 11 años y adopta Falun Dafa (Falun Gong) con su madre. De acuerdo con un informe oficial, había 70 millones de practicantes en China. Fuentes de Falun Dafa, dicen que la cantidad superaba los 100 millones.

Este sistema de meditación tradicional fomenta altos valores morales, y el libro Zhuan Falun enseña cómo llegar a ser un “hombre verdadero”, cómo cultivar la compasión y la tolerancia.

“Con la lectura de Dafa, siempre encuentro un significado profundo de la vida, del universo en Dafa”, dice. Pero también trata de cómo ser una buena persona y “enfrentar las tribulaciones y problemas de la vida.”

Cuando comenzó la persecución, la televisión totalmente controlada por el partido comunista, inició la difamación contra Falun Gong, Gu no creyó ni una palabra. Los programas inculcaban el miedo y el odio contra Falun Gong, para justificar la brutal persecución.

“Me sorprendió, porque era todo lo contrario de lo que había aprendido con la práctica de Dafa y la lectura del libro Zhuan Falun, que nos dice que hay que ser una buena persona y seguir los principios Zhen-Shan-Ren (Verdad, Benevolencia, Tolerancia).”

Gu y su madre se dispusieron a contrarrestar la difamación, explicando a los demás sus experiencias positivas con esta práctica, pero la iniciativa fue muy arriesgada.

Sin embargo, la joven estudiante logró forjar su camino hacia la libertad espiritual y, elevar la voz para disipar las mentiras en contra de Falun Gong.

La educación, una prioridad para la familia

Para la familia de Gu, la educación era una prioridad.

1_6_17_2-2016_10_24_sf_peigi-gu_cat-rooney-1-674x450

Peiqi Gu creció en China, hija única de dos padres amorosos que valoran la educación. (Cat Rooney / Epoch Times)

“Soy hija única. Estaba muy, muy consentida.”

Su madre siempre se levantaba primero a preparar el desayuno. “Es curioso, desde la primaria hasta la secundaria”, explica. Su padre esperaba hasta el último momento antes de despertarla para que durmiera más. Después de desayunar o mientras lo hacía, su madre la peinaba. Su padre le arreglaba la mochila y la ayudaba a ponerse los zapatos y el abrigo.

“Así que… mi padre abría la puerta y salía corriendo a la escuela. Mis padres incluso se cambiaron a un apartamento al lado de mi escuela, hacía sólo cinco minutos a pie para llegar a clase.”

Detenciones y amenazas  

Hasta febrero de 2006, Gu Peiqi se sentía segura, especialmente en la escuela.

“Nunca olvidaré ese día cuando… mi madre y yo fuimos detenidas. “

Gu, su madre y la familia de su tía pasaban sus vacaciones en un hotel.

“Nos detuvieron a seis de nosotros y la policía nos interrogó por separado”, explica.

“Entonces, comprendieron que sólo mi madre y yo practicábamos Falun gong y por eso liberaron a mi tía y a nuestros familiares.”

Las arrestaron porque ella y su mamá distribuían DVD gratis a los comerciantes. Los DVD informaban a la gente de las tácticas de propaganda empleadas por los medios de comunicación controlados por el gobierno, para que la gente odiara Falun Gong.

Madre e hija también explicaban a los gerentes de las tiendas sus experiencias personales, como se convirtieron en personas sanas y habían mejorado por vivir en la Verdad, la Benevolencia y la Tolerancia.

En la comisaría, su madre se negó a decir a la policía de donde había sacado el DVD. “La policía amenazó a mi madre con bloquear mis estudios, con arruinar mi futuro.”

Después de 48 horas en la comisaría, “enviaron a mi madre a un centro de detención, y le pidieron a mi padre que me llevara a casa. La policía… le dijo a mi padre, que no es practicante, que me cuidara, porque (ahora) tenía antecedentes penales. Si reincidía… me iban a detener y me impedirían continuar con mi educación.”

“Es la primera vez que vi a mi padre tan desesperado.”

Las graves amenazas también fueron para mi madre. “Mi mamá incluso pensó en suicidarse, no se perdonaba el hecho de impedirme ir a la escuela.”

Su padre tuvo que prometer a la policía que todo iba a ir bien, y preguntó si podía tomar el lugar de su hija en caso de que fuera a la cárcel. Esperaba con esto que sus estudios no se interrumpieran.

Impacto en la familia

A través de su historia, el régimen comunista siempre ha creado temor, para dividir a los padres de sus hijos, aislar a alguien del resto de su familia.

“La respuesta es feroz si hablamos de Falun Dafa en público, o si no renuncia a su fe cuando las autoridades del régimen comunista lo exigen. Las consecuencias, bien documentadas, incluyen la prisión, privación del sueño, prohibición de ir al baño o bañarse, amenazar con atacar a los familiares”, informa Amnistía Internacional.

“Los malos tratos se traducen en brutales palizas, vigilancia las 24 horas del día, aislamiento, descargas eléctricas, y cientos de otras formas de inhumana tortura”, según Amnistía Internacional.

Por temor a las represalias por parte de las autoridades gubernamentales, los familiares de Gu les dieron la espalda. “Nos abandonaron en la noche oscura, nos abandonaron. Nunca lo olvidaré. Se fueron…olvidaron a mi padre.”

1_6_17_4-2016_10_24_sf_peigi-gu_cat-rooney-1-674x450

Ahora vive en los Estados Unidos, Peiqi Gu puede practicar abiertamente Falun Gong. Su misión es decirle a la gente los beneficios de Falun Gong como se muestra aquí en un parque en San Francisco el 24 de octubre de 2016. (Cat Rooney / Epoch Times)

En lugar de encontrar soluciones. “Todos se juntaron… para maldecirnos y culparnos.”

“Nadie quería ayudarnos a salir de la situación. Así, comprendí que mi familia se había derrumbado.”

Desde el día en que ella y su madre fueron detenidas, Gu dice: “He vivido con el temor de ser perseguida.”

“No podía imaginar que me pasara lo peor. Así que lo único que me obsesionó durante mis cuatro años de universidad (en China), fue escapar, huir.”

Se presentaron varias oportunidades para vivir en otro lugar. Ella finalmente llegó a América. Con la ayuda de los practicantes de Falun Gong de Estados Unidos, “poco a poco dejé de tener miedo”, concluye.

El deseo de practicar Falun Gong

Después de la universidad, Gu trató de vivir en diferentes lugares fuera de China.

“Me contrataron en una empresa que me envió Laos, un país en desarrollo. Prefería vivir allí… en lugar de regresar a China. No más preocupaciones.”

Sin embargo, aun tenía miedo, la policía supervisaba el teléfono de sus padres.

Su trabajo en Laos tenía relación con la hotelería, “donde encontré cierto interés en la industria hotelera”, dijo. En 2014, fue aceptada en una escuela de Estados Unidos y comenzó una Maestría en Administración hotelera.

La escuela le dio oportunidad de asistir a una conferencia en República Dominicana, donde por primera vez, pudo practicar libremente Falun Gong desde que inició la persecución.

“Ese momento fue tan hermoso. Me sentí tan aliviada de sentarme y practicar con los demás. Me di cuenta que… el mundo entero daba la bienvenida a Falun Dafa.”

“La práctica viene de China, pero desafortunadamente, la mayoría de los chinos no son capaces de conocer la belleza de Falun Dafa.”

Gu decidió seguir haciendo lo que hacía en China, “explicar a los demás, especialmente a los chinos, lo qué es Falun Dafa, (y) por qué es maravillosa.”

Una nueva vida en Estados Unidos

En mayo de 2016, terminó su Maestría en Administración Hotelera, lo que le permitió encontrar un buen trabajo como contadora para una cadena de hoteles.

Recientemente, vio a su padre que la visitó en Estados Unidos. Ella estuvo muy contenta de volverlo a ver después de dos años de vivir en ese país.

“Nunca me había separado de mis padres tanto tiempo.”

Su padre no podía creer que su niña se había convertido en una mujer adulta, independiente, después de haber terminado sus estudios, con una nueva vida, amigos y un buen trabajo.

“Él sabe hasta qué punto tuve que luchar para sobrevivir sola en el otro lado del mundo.”

Ahora, la esperanza de toda la familia es volver a reunirse.

Fuente: College Student Overcomes Fear of Persecution in China

Traducido del inglés al español por: Lucía Aragón

Derechos humanos, China contra la ONU

Frank Fang, Epoch Times

En una reciente audiencia en la ONU, el portavoz oficial de China en las Naciones Unidos hizo mucho ruido con el fin de desviar la atención de la comunidad internacional de las críticas contra China por las violaciones a los derechos humanos. Muchos usuarios chinos apoyaron a las Naciones Unidas en la página de la ONU, mientras que otros la criticaron. Entre estos últimos algunos parecen comentaristas pagados por el régimen.

gettyimages-507851818-676x450

Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, llega a una conferencia de prensa en la sede de Naciones Unidas en Ginebra 1o. de febrero 2016. (foto: Fabrice Coffrini/ AFP/ Getty Images)

La controversia comenzó el 16 de febrero, cuando Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, describió la forma en que las autoridades chinas detuvieron a abogados e intimidaron a disidentes y trabajadores de organizaciones no gubernamentales, “un patrón muy preocupante”. Al Hussein, en un comunicado dijo que “la sociedad civil, abogados, periodistas y personal de las ONG, tienen el derecho de hacer su trabajo, y el Estado debe apoyarlos y protegerlos.”

Desde julio de 2015, más de 300 abogados, asistentes legales, empleados de despachos de abogados y activistas fueron, de hecho, detenidos e interrogados por las fuerzas de seguridad chinas. Un caso llamativo se produjo en enero, cuando Wang Yu, uno de los abogados más importantes del país, fue formalmente acusado de “subversión contra el poder del estado”. Al Husein pidió la liberación incondicional de varios abogados, entre ellos Wang Yu.

En respuesta, el delegado de China en las Naciones Unidas, emitió un comunicado de prensa tratando las observaciones de Al Hussein de “irresponsables” y “parciales”, porque “todos los casos planteados en relación con actividades ilegales y criminales, no tienen nada que ver con la restricción de los derechos y libertades”. El delegado también pidió a Hussein considerar los derechos humanos en China de “modo global, objetivo y racional”. Pero la crítica de China a las Naciones Unidas no ha terminado.

Al día siguiente, durante la rueda de prensa oficial, Hong Lei, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, dijo que la crítica de Al Hussein era “infundada, injustificada y poco profesional”, agregando que “China es una nación gobernada por la ley y todos son iguales ante la ley”.

Sin embargo, estas observaciones, sobre lo que se ha visto como una gran movilización ilegal y extralegal del aparato de seguridad contra los abogados en China, fue fuertemente cuestionado por los usuarios de internet. En Sina Weibo (el equivalente chino de Twitter), un usuario llamó a Hong “una vergüenza”.

En cualquier caso, es difícil saber si esta persona es una minoría o no, ya que una gran cantidad de usuarios han atacado a las Naciones Unidas por “injerencia” en los asuntos chinos (aunque el lenguaje y sus argumentos reflejan la línea oficial del partido). No está claro cuántos de ellos pertenecen a la denominada “brigada de 50 centavos”, un grupo de comentaristas, pagados por el régimen, que utiliza regularmente para atacar las noticias críticas contra el gobierno y crear la apariencia de apoyo al partido comunista.

“¿Tenemos derechos humanos aquí?”, dice un usuario de Pekín. Incluso Aspirina, aspirina dice un usuario de Ningxia y se pregunta: “cuando tengamos derechos humanos, el partido ¿estará aun en el poder?”. El simple comentario “apoyar a las Naciones Unidas”, publicado en la página de la ONU de Sina Weibo, recibió muchos “me gusta” de los usuarios.

Una mirada a los nuevos líderes del Partido Comunista Chino: Liu Yunshan

Epoch Times

El 15 de noviembre, se destapó al nuevo Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista Chino. Excepto el líder partido Xi Jinping y el director de Asuntos Económicos Li Keqiang, cinco nombres son relativamente nuevos, Liu Yunshan es uno de ellos.

El nuevo “zar de la propaganda” Liu Yunshan, ahora miembro del Comité Permanente, da la bienvenida a la prensa el 15 de noviembre en Pekín (Feng Li/ Getty Images)

Liu Yunshan, nació en la ciudad de Xinzhou en la provincia de Shanxi en 1947. Sus padres fueron cuadros del Partido Comunista Chino (PCCh) en Mongolia Interior. Su padre fue subalterno de Bo Yibo, el padre del funcionario caído en desgracia Bo Xilai. Después de graduarse de la Escuela Normal de Jining, trabajó como maestro, empleado del Departamento de Propaganda, y reportero de la agencia estatal Xinhua (Agencia China Nueva, la más grande y la mayor de las dos agencias de noticias nacionales chinas) en Mongolia-interior. Entre julio de 1982 y febrero de 1984, Liu Yunshan se desempeñó como Secretario de Estado de la Liga de la Juventud Comunista de China (LJCC) de Mongolia-interior, mientras Hu Jintao era el Secretario del Comité Central de la LJCC. Por lo tanto, Liu fue incluido como miembro de la Liga Juvenil de Hu.

Liu ascendió al cargo de miembro del Comité Permanente del Comité Regional Autónomo de PCCh de Mongolia-interior y secretario del Comité Municipal del PCCh de Chifeng. Después de graduarse de la Escuela Central del Partido en 1992, se convirtió en subdirector del Departamento de Propaganda del Comité Central del PCCh. En 2002, fue nombrado director del Departamento de Propaganda y se convirtió en miembro del Politburó.

Se ha informado que Liu se ganó el favor de Jiang Zemin organizando la propaganda pro Jiang en la prensa nacional y extranjera. Se opone a la reforma democrática en China.

Como miembro de la propaganda del país, manipuló y controló el sistema de medios de comunicación en China continental para proteger el imperio del PCCh. Cuando los internautas chinos votaron por “la agencia que usted quiere ver desaparecer”, las dos primeras citadas fueron el Comité de Asuntos Políticos y Legislativos, que controlan las fuerzas de seguridad y el Departamento Central de Propaganda, que ahora Liu va a dirigir en su nuevo trabajo.

Nota del editor: El 6 de febrero, cuando Wang Lijun, ex jefe de policía de Chongqing huyó para salvar su vida al Consulado de Estados Unidos en Chengdu, comenzó una tormenta política que no ha cedido. La batalla entre bastidores gira en torno a la posición que tomen los funcionarios en la persecución a Falun Gong. La facción con manos ensangrentadas, los funcionarios promovidos por el ex líder del PCCh Jiang Zemin para llevar a cabo la persecución, tratan de evitar la responsabilidad de sus crímenes y continuar la campaña. Otros funcionarios se niegan a seguir participando en la persecución. Los acontecimientos dan una opción a funcionarios y ciudadanos de China, así como a personas de todo el mundo: a favor o en contra de la persecución a Falun Gong. La historia registrará la elección de cada individuo.