Archivo de etiquetas| Taiwán

Taiwán se defiende de China por tomar el control de sus relaciones con Panamá

Por Paul Huang, Epoch Times

panama-china-695382798-676x450

La Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo y el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi conversan durante la ceremonia del establecimiento de relaciones diplomáticas el 13 de junio de 2017 en Pekín. (Greg Baker – Pool/ Getty Images)

Después de romper relaciones diplomáticas con Taiwán, Panamá ahora reconoce al régimen de Pekín. El gobierno y pueblo taiwanés no van a pasar por alto la última transgresión de China. Es probable, dicen los expertos, que el acontecimiento avive la determinación y perseverancia de Taiwán de resistir el régimen coercitivo de Pekín.

El 12 de junio, el Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, declaró en un discurso transmitido por televisión que Panamá rompía sus relaciones diplomáticas con la República de China en Taiwán para establecer relaciones con la República Popular China.

A pesar de no ser formalmente reconocida por la mayoría de países del mundo y se le ha excluido de las Naciones Unidas, Taiwán mantiene relaciones diplomáticas con un número limitado de países que la reconocieron en lugar de China. Con la salida de Panamá, ahora solo quedan 20 países en la lista.

El régimen del partido comunista chino considera a Taiwán parte de su territorio e insiste en la “política de una sola China” que excluye cualquier espacio internacional para Taiwán. Constantemente, ha presionado a los aliados diplomáticos que aún conserva Taiwán. El año pasado, la nación africana de Santo Tomé y Príncipe también rompió relaciones diplomáticas con Taiwán y reconoció a China.

La situación de Taiwán se agudiza por el hecho de que su arcaico marco constitucional también sostiene su propia versión de la “política de una sola China,” que insiste en que la República de China es el único gobierno legítimo. Todas las demás naciones se ven obligadas a elegir entre reconocer a la “República de China” de Taiwán o a la más grande y poderosa República Popular de China. Hasta ahora, ninguna nación ha reconocido formalmente a Taiwán y China por igual.

Apenas en junio, en su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo el año pasado, la Presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen visitó Panamá. Hasta hace poco, los funcionarios panameños aseguraban reiteradamente a los diplomáticos taiwaneses que el país seguiría comprometido con Taiwán y no se acercaría a Pekín.

Aunque no se conoce públicamente lo que Pekín ofreció a Panamá para finalmente atraerla, las compañías chinas han hecho grandes inversiones en proyectos del canal de Panamá.

Russell Hsiao, Director Ejecutivo del Instituto Mundial de Taiwán, comité asesor con base en Washington D.C., dijo que el cambio de relaciones diplomáticas de Panamá es otra prueba de que Pekín intensifica su campaña coercitiva contra la nación insular democrática.

“Era solo cuestión de tiempo para que Pekín jalara el gatillo, a pesar de la promesa del gobierno de Tsai de mantener el “estatus quo” en las relaciones del Estrecho,” dijo Russell Hsiao.

De acuerdo con Russell Hsiao, las acciones de Pekín probablemente serán contraproducentes y provocarán mayor angustia y animosidad de la gente contra la República Popular de China (RPC).

La noticia de la ruptura de Panamá ha provocado indignación en Taiwán, muchos políticos y comentaristas han expresado su ira y resentimiento contra China. La Presidenta Tsai de Taiwán también condenó la maniobra de China y prometió que Taiwán no sucumbirá a sus “amenazas e intimidación.”

“No se puede desafiar ni intercambiar la soberanía [de Taiwán]. China sigue manipulando el principio “una China” y presiona el espacio internacional de Taiwán, amenazando los derechos del pueblo taiwanés,” dijo la Presidenta Tsai.

Tiananmen: Manifestaciones en Hong Kong y Taiwán

Lucía Aragón

La noche del miércoles en Hong Kong, decenas de miles de personas se reunieron para recordar la sangrienta represión de la “Primavera de Pekín”, hace 25 años, única manifestación de su tipo en territorio chino. Taiwán, anteriormente chino, pidió a su poderoso vecino una reforma.

Manifestantes pusieron una réplica de un tanque chino en Hong Kong, para conmemorar los 25 años de la sangrienta represión de la Primavera de Pekín (Foto: AFP/ Alex Ogle)

“¡Justicia por el 4 de junio!” Coreaba la multitud en un parque de Hong Kong en una vigilia con velas y pancartas, mientras mencionaban por altavoz a las personas asesinadas el 4 de junio de 1989 en Pekín.

Los participantes en la conmemoración hacían reverencia, mientras se veían las imágenes de lo que había pasado hace un cuarto de siglo en las pantallas gigantes.

Muchos de los reunidos en Victoria Park, llegaron de China continental.

Al mismo tiempo, cientos de personas se manifestaron también en Taipéi, la capital de Taiwán, donde el presidente Ma Ying-Jeou, que ha tratado de descongelar las relaciones entre la isla y China, pidió a Pekín iniciar reformas políticas para que no vuelva a ocurrir otra represión como esa.

Pekín considera a Taiwán como propio y no ha renunciado a la reunificación, por la fuerza si es necesario. Pero las relaciones entre los dos países se han suavizado desde la elección de Ma Ying-Jeou en 2008, y su reelección en 2012.

Conmemoraciones similares, pero más pequeñas, se llevaron a cabo en Macao.

Los diputados de Hong Kong apoyan el movimiento por la democracia, vestidos de negro, guardaron un minuto de silencio el miércoles. En el distrito comercial de Causeway Bay, donde muchos turistas de China continental hacen sus compras, los militantes instalaron una réplica de un tanque, para simbolizar la llegada de los tanques en la enorme plaza de Pekín.

Hong Kong es la única región de China, donde se conmemora el aniversario de Tiananmen cada año.

En un cuarto de siglo, el Partido Comunista Chino (PCCh) logró establecer en China continental un silencio de Estado en la revuelta estudiantil y su derrota por el ejército, son objeto de una censura draconiana. Parte de los jóvenes chinos ignoran hasta su existencia.

Hong Kong, antigua colonia británica que regresó a China el 1º. de julio de 1997, disfruta de un estatuto especial, conservando su moneda y su sistema judicial, así como la libertad de prensa y de expresión desconocidas en China continental, en virtud de una constitución propia, durante 50 años.

Esta primavera, el territorio, incluso abrió su primer museo dedicado al 4 de junio de 1989.