Archivo de etiquetas| Tigre y Dragón

Estrella de Tigre y Dragón planea hacer una donación a organizaciones benéficas

Chow Yun Fat ha mantenido un estilo de vida sencillo al gastar sólo €89 al mes

Por Annie Wang

La Gran Época, Estados Unidos

curse-of-the-golden-flower-premiere-795x447

El actor Chow Yun Fat en el estreno de su película “Curse Of The Golden Flower” el 16 de diciembre de 2006 en Hong Kong. (Foto: MN Chan/Getty Images)

Chow Yun Fat, estrella de El Tigre y el Dragón (Crouching Tiger, Hidden Dragon), reveló recientemente a un sitio cinematográfico de Hong Kong que tenía previsto donar toda su fortuna, unos 623 millones de euros, a varias organizaciones benéficas.

Según el sitio web de Jayne Stars, Chow ha mantenido un estilo de vida sencillo al gastar sólo $800 HK al mes, lo que se estima en €89.

actor-chow-yun-fat-l-arrives-with-his-wife-jasmine-700x1018

El actor Chow Yun Fat (izquierda) llega con su esposa Jasmine (derecha) el 25 de marzo de 2001, para la LXXIII ceremonia anual de los Premios de la Academia en Los Ángeles. (Foto: Scott Nelson/AFP/Getty Images)

Su último teléfono fue un teléfono Nokia de primera generación, que utilizó durante más de 17 años. Se cambió a un teléfono inteligente porque el teléfono Nokia ya no funcionaba.

Cuando se trata de ropa, Chow suele ir de compras a las tiendas de descuento, dijo en una entrevista: “No uso ropa para los demás. Mientras esté cómodo, está bien para mí”, dice el sitio web.

Después de haber estado en el mundo del espectáculo durante décadas, Chow elige mantenerse sano haciendo senderismo o footing. Incluso si la gente lo reconoce, posa gentilmente frente a la cámara.

La idea de dar toda su riqueza a organizaciones benéficas fue revelada por su esposa, Jasmine Tan, y la pareja también creó su propia fundación de caridad hace años. En cuanto a cómo procederán con las donaciones, Chow dijo: “El dinero no es mío, sólo lo mantengo a salvo por ahora”.

Un día, habló de su vida ideal: “Para mí, es ser una persona normal y feliz. La parte más difícil de la vida es no saber cuánto dinero ganas, sino cómo mantener un estado de ánimo pacífico y vivir el resto de tu vida de una manera sencilla y despreocupada”.

Versión original

Traducción de Lucía Aragón

 

Manifestantes de Hong Kong tienen el apoyo de la estrella de El Tigre y el Dragón

Larry Ong, Epoch Times

HONG KONG- Chow Yun-Fat, la superestrella de cine de Hong Kong, volvió a expresar su opinión acerca del Movimiento de los Paraguas.

El actor, mejor conocido en Occidente por interpretar el papel de Li Mu Bai en la película de Ang Lee El Tigre y el Dragón (2000), es un ferviente partidario del movimiento Occupy Central liderado principalmente por estudiantes. El régimen comunista chino ha colocado a Chow Yun en una lista negra debido a su opinión.

Chow Yun-Fat asiste al estreno de “Piratas del caribe: En el fin del mundo” de Walt Disney en Disneyland el 19 de mayo 2007 en Anaheim, California (Foto: Vince Bucci/ Getty Images)

Al censurar a la estrella, Pekín, sin duda, busca silenciarlo cortando sus ingresos, pero el actor de 59 años lo tomó por el lado bueno y dijo a la revista de Hong Kong Next que “simplemente ganaría menos.”

Pekín no puede acallar por completo al actor, porque es muy accesible y atento con los periodistas de Hong Kong, que con frecuencia lo encuentran en la calle. De hecho, el actor es una de esas celebridades que no tiene automóvil y viaja en transporte público.

El jueves 30 de octubre, un periodista de la publicación hongkonesa Ming Bao se reunió con el Sr. Chow y le pidió que diera su opinión sobre el estado actual del movimiento pro-democracia.

Durante una breve conversación, el hombre designado en 1995 por el LA Times “el actor más tranquilo del mundo”, pidió al gobierno y a los estudiantes que se sentaran juntos, para negociar sus diferentes peticiones en un debate constructivo y lograr la resolución más satisfactoria para ambas partes.

Chow Yun-Fat añadió que los estudiantes deberían reconsiderar cuidadosamente su siguiente acción, e incluso podrían terminar con las manifestaciones para lograr su objetivo final.

Actualmente, los estudiantes, ciudadanos y el gobierno de Hong Kong están en un punto muerto en la introducción del sufragio universal para las elecciones del Jefe del Ejecutivo en 2017.

Los estudiantes piden un verdadero sufragio universal y están totalmente preparados para permanecer en las calles de Mong Kok, Cuaseway Bay y el Almirantazgo, durante más de un año si el gobierno de Hong Kong y el régimen chino no están dispuestos a participar en la reforma democrática.

Recientemente, los dirigentes de la Federación de estudiantes de Hong Kong sugirieron que debían pasar por alto su gobierno y discutir directamente con el primer ministro Li Keqiang.

Por su parte, el gobierno de Hong Kong dirigido por el muy impopular presidente ejecutivo Leung Chun-Ying apoya la decisión de Pekín del 31 de agosto, para mantener el statu quo en la nominación y elección del jefe del ejecutivo del territorio en 2017.

El gobierno de Hong Kong ha atraído la atención internacional por su reacción en el movimiento Occupy Central desde principios del 28 de septiembre. La policía disparó gases lacrimógenos frente a una multitud pacífica y no violenta.

El Movimiento de los paraguas toma su nombre del hecho de que los manifestantes utilizaron sus paraguas para protegerse de los gases lacrimógenos.

Varias celebridades de Hong Kong han criticado al gobierno del territorio especial, por recurrir a tácticas extremas para dispersar a la multitud. Chow Yun-Fat es una de ellas.

“Cuando el gobierno utiliza medios violentos contra los estudiantes, es decepcionante para los habitantes de Hong Kong”, dijo.

“No quiero ver a nadie herido… Era una protesta pacífica y no había necesidad de violencia o gas lacrimógeno.”

“Conocí a la gente, los estudiantes- que son muy valientes y es conmovedor ver que ellos luchan por lo que quieren.”

“Los estudiantes son razonables.”

“Si el gobierno puede encontrar una solución que satisfaga a los ciudadanos o los estudiantes, creo que esta crisis va a terminar”, concluyó Chow Yun-Fat.