Archivo de etiquetas| Venezuela

El gobierno boliviano acusa a Cuba y Venezuela de estar detrás de la violencia

Por: La Gran Época

El nuevo gobierno interino boliviano acusó el jueves a Cuba y Venezuela de estar en el origen de la violencia en el país para apoyar a Evo Morales, que se encuentra actualmente en México, y pidió su regreso al país.

gettyimages-1182176158-795x447

Partidarios del ex presidente boliviano Evo Morales el 13 de noviembre de 2019, en La Paz, Bolivia, tratando de bloquear las calles. (AIZAR RALDES / AFP a través de Getty Images)

La ministra boliviana de Comunicación, Roxana Lizárraga, dijo a los medios de comunicación de La Paz que su gobierno no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. Lo describió como un dictador, reconociendo al líder de la Cámara y al líder de la oposición, Juan Guaidó, como el líder del país.

Lizárraga advirtió que su país no se arrodillará por un “complot” de las embajadas de Cuba y Venezuela en Bolivia, ni por las acciones que el Sr. Morales puede tomar de México.

En este contexto, afirmó que el embajador cubano en Bolivia, Carlos Rafael Zamora, a quien llamó “Gallo Zamora”, forma parte del servicio de inteligencia cubano que intervino en los conflictos de Nicaragua y Ecuador.

La ministra dijo que presuntos agentes cubanos supuestamente están pagando a los partidarios de Evo Morales para que cometan actos violentos, por orden del ex presidente del país, pero con dinero del estado boliviano, dijo.

Roxana Lizárraga citó información sobre la reciente detención en Bolivia de varios cubanos que tenían en su poder miles de bolivianos, la moneda boliviana.

También destacó los temores de que el régimen de Nicolás Maduro haya distribuido unas 200 mil armas en toda América del Sur, algunas de las cuales “es más probable que se encuentren aquí”.

También se preguntó cómo percibirán los mexicanos las supuestas “relaciones con los cárteles de la droga”, de las que aseguró que algunas investigaciones periodísticas acusan a Morales.

La autoridad exigió que México devolviera a Evo Morales a Bolivia después de concederle asilo.

Lizárraga advirtió que se investigará y advertirá a los que pudieran cometer un delito de “sedición” contra una conspiración lanzada por el último ministro de Morales, Juan Ramón Quintana, cuyo paradero se desconoce, y Raúl García Linera, hermano de su ex vicepresidente, Álvaro García Linera, en el exilio en México.

Acusó a los dos hombres de actuar con una “línea terrorista” cuyo objetivo era que los miembros del partido gobernante cercano a Morales “mataran gente, derramaran sangre” en Bolivia.

El ministro criticó al Movimiento al Socialismo de Morales por violar la Constitución, y dijo que tendrá que “rendir cuentas” por haber sido “un ladrón del voto y de la democracia”.

El domingo pasado, la Organización de los Estados Americanos publicó un informe sobre graves irregularidades en las elecciones del 20 de octubre, tras lo cual Evo Morales fue reelegido por cuarto mandato consecutivo. El mismo día de la publicación de este informe, anunció su renuncia para exiliarse en México al día siguiente.

Arco minero del Orinoco

El arco de la muerte abraza a Venezuela para otorgarle incontables recursos financieros al régimen de Maduro. Líderes comunitarios, opositores, comunidades indígenas, entre otros, ven en este proyecto la condena a muerte del país

Por: Sandra Rodríguez

La Gran Época, México


El Orinoco a su paso por Venezuela. DON PERUCHO (FLICKR)

Para nadie es un misterio que nuestro planeta atraviesa una crisis medioambiental sin precedentes causada no solo por un consumismo irresponsable de alimentos empaquetados y vehículos automotores, así como de diversos productos inservibles que terminan acumulados en interminables montañas de plásticos y materiales no biodegradables, sino también por la ambición de muchos gobiernos que persiguen ganancias económicas a costa de la naturaleza y del bienestar dela misma humanidad.

Nuestro planeta está siendo víctima de diversos proyectos de mega minería en todos los continentes y los ecosistemas desaparecen bajo capas de barro, escombros y ríos de mercurio y cianuro. Los daños son irreversibles y las fuentes de agua dulce se agotan cada día con mayor rapidez bajo la excusa de la “diversificación dela economía” para enriquecer las arcas de los estados, o más bien, de las grandes multinacionales canadienses y chinas y algunos altos funcionarios delas naciones del tercer mundo.

También es bien sabido que en Venezuela la crisis social y política ha desangrado al país en múltiples aspectos y lo ha llevado al colapso general, provocando un éxodo que ha marcado la historia de América Latina. Para completar el cuadro del hundimiento de Venezuela, el presidente Nicolás Maduro y su selecto gabinete ministerial han dado la pincelada final: reavivaron el proyecto de mega minería del arco del Orinoco, ahora más conocido como el “arco de la muerte”.

¿Qué es el arco del Orinoco?

Esta región comprende los estados del Amazonas y Bolívar, atravesando el centro del país desde el occidente en la frontera con Colombia hasta el oriente donde se encuentra la Guayana Esequiba abarcando 111,846.86 kilómetros cuadrados en total, tan extenso como Bélgica y Holanda juntas. Este cinturón está comprendido por cuatro grandes áreas de exploración y explotación en las que se hallan reservas de oro, diamante, coltán, hierro, cobre, entre otros minerales. Según Telesur, el arco se encuentra dividido de la siguiente manera: el área 1 se delimita al occidente con el río Cuchivero en la que predomina la presencia de coltan y diamante; el área 2 con más de 17 mil kilómetros cuadrados cuenta con minerales no metálicos y oro aluvial; el área 3 con más de 29 mil kilómetros cuenta con yacimientos de hierro y bauxita; el área 4, conocida como sierra de Imataca, contaría según algunas proyecciones con 7 mil toneladas de oro.

Crimen ecológico

Alexander Luzardo, profesor y doctor en derecho político medio ambiental y ex senador venezolano, aclara las causas y consecuencias en una entrevista en el canal Globovisión y advierte de la hecatombe a la que podría sucumbir Venezuela si el plan de explotación se ejecuta en las dimensiones que propone el gobierno de Maduro. Este plan no es nuevo: en 1997 con el presidente Caldera se pensó en explotar la reserva de Imataca, y desde 2008 se venía hablando de nuevo de este proyecto como una alternativa para pagar la deuda externa y fortalecer la economía del país, pues se obtendrían 100 mil millones de dólares con solamente la explotación de oro y cobre. Luzardo rescata el hecho de que esta región no e sen principio una zona minera sino una región rica en fuentes hídricas, biodiversidad y culturas originarias.

Luzardo ha sido un partícipe activo en la protección del sur de Venezuela y de los recursos insustituibles del agua y acusa a los funcionarios gubernamentales que defienden la mega minería de “gampeiros”, mineros principiantes e irresponsables. Luzardo afirma que este dinero será “pan y agua para hoy, hambre y sed para mañana” puesto que las reservas de agua dulce serán destruidas por la deforestación y el uso de metales pesados para la extracción. El Orinoco es uno de los ríos más importantes del mundo pues hace parte del pulmón amazónico y atraviesa Colombia y Venezuela: el daño cobraría el sufrimiento de miles de personas, animales y plantas en ambas naciones.

Culturas originarias en peligro

Los pueblos indígenas conocen muy bien las consecuencias de la minería tanto legal como ilegal. Esta actividad ya ha afectado seriamente al Amazonas y amenaza con aquejar gravemente el Orinoco colombiano y venezolano, pues los mineros legales e ilegales, las guerrillas y demás actores, contaminan con cianuro la cuenca del río y las afluentes de este, dejando a su paso una estela de muerte.

Los argumentos del régimen de Maduro

Maduro busca reemplazar el rentismo petrolero por el rentismo minero. Luzardo habla de extractivismo y de una repartición de áreas de influencia, es decir, de la privatización del territorio, de la patria y de la soberanía del país en nombre del socialismo del siglo XXI. El ex senador cita la constitución para dar a entender que por ley el agua es “de dominio público de la nación y es insustituible”, por lo tanto, la mega minería es ilegal desde el punto de vista político y ecológico. Sin embargo, los medios de comunicación que apoyan al gobierno venden a sus televidentes que Venezuela pasaría a ser el segundo país productor de oro y hierro del mundo, pero jamás hablan del impacto social y ambiental que se avecina. Solo informan de las enormes cifras de dinero y de un “tratamiento responsable” de la explotación, mentiras que muchos ciudadanos y personajes de la vida pública desenmascaran y critican. ¿Se trata todo esto de dinero y de puestos a nivel mundial como en una olimpiada? ¿Patriotismo barato?

Chávez y su doble discurso

En un vídeo titulado “Entrevista Doña Maldad: Arco minero del Orinoco-Venezuela”, el grupo de Anarcopunk “Doña maldad” expone los planes de Hugo Chávez con la explotación minera del arco y de su discurso doble moral ante la opinión internacional y el que manejaba entre sus subordinados del gobierno. Al inicio del video se citan dos discursos de Chávez, uno en la Cumbre Climática de 2009 en Dinamarca y el otro en una reunión del concejo de ministros de Venezuela de 2011. En Dinamarca, Chávez se muestra como un mandatario consciente y preocupado de los problemas medio ambientales y de la crisis climática que muchos niegan, mientras que dos años después con mapa en mano les muestra a sus ministros cómo dividir a Venezuela en tres cinturones: el petrolero, el minero del Orinoco y el del norte o también llamado del Caribe. El mapa de Venezuela queda tachado como si se le planeara borrar de la faz de la tierra.

“Doña Maldad” denuncia en esta entrevista el plan del gobierno para explotar con minería a cielo abierto esta región, afectando zonas de reservas ecológicas y de patrimonio cultural originario. El guitarrista del grupo afirma que este plan se está aplicando antes de haber delimitado los territorios de las comunidades originarias, lo que las deja en una situación vulnerable ante las consecuencias de la explotación. Desde el año 2000 ellas esperan por estos acuerdos con el gobierno y aun no obtienen respuesta.

El grupo expone la arremetida del capitalismo y del imperialismo de naciones como China, Rusia, Estados Unidos y Canadá en Suramérica poniendo en gran riesgo la soberanía nacional, los recursos naturales y la calidad de vida de la población. China sobresale debido a sus políticas de aplicación de infraestructura en todo el continente para favorecer y facilitar sus proyectos de explotación y transporte sobre todo en Colombia y Venezuela. Un ejemplo de dicha mega infraestructura es el puerto América, vendido como un proyecto revolucionario por Chávez, en el norte de Venezuela en el Estado Zulia. El objetivo es favorecer la explotación de carbón y petróleo de este estado y del Norte de Santander en Colombia, saqueando estos recursos sin medida y transportándolos a bajo costo, conectando fácilmente con el canal de Panamá con destino a China.

De igual modo, la banda denuncia públicamente cómo la izquierda venezolana se favorece y comparte ganancias e intereses con la burguesía de ultra derecha colombiana. Afirman: “La izquierda y la derecha hacen lo mismo”. Citan el ejemplo de la mina del Cerrejón en el norte de Colombia, una de las minas de carbón a cielo abierto más grandes del mundo y cómo los gobiernos de ambos países persiguen y exterminan a las comunidades indígenas en la península de la Guajira para poder explotar carbón sin problemas. Terminan la entrevista contando una anécdota curiosa. Comentan que el régimen venezolano los acusa de ser una banda de ultraderecha y de trabajar con la CIA ganando miles de dólares.

Sólo se puede concluir que dichas prácticas sin ética ni respeto por la naturaleza ponen en jaque la vida del planeta. El mismo ser humano está esculpiendo su propia lápida en una carrera descarada por el poder y el dinero, liderada por potencias que por años han explotado y abusado de naciones vulnerables ¡Es horade decir basta!

Dos elementos necesarios para la caída de Maduro

Se proponen la mediación externa y que la oposición política cree un frente unificado para dar una alternativa que reemplace al régimen de Maduro

Por Dr. Joseph S. Tulchin

Geopolitical Intelligence Services

El presidente venezolano Nicolas Maduro (izq.) y el vicepresidente Tareck El Aissami saludan a sus seguidores antes de la ceremonia en la que Maduro pronunció un discurso en la Corte Suprema de Justicia de Caracas, el 15 de enero de 2017, a un año en el cargo. (JUAN BARRETO / AFP / GettyImages)

Los que siguen los acontecimientos en Venezuela se preguntan desde hace meses cuánto tiempo puede durar el régimen socialista de Nicolás Maduro y cuánto peor puede llegar a ser la crisis económica y social. Muchos expertos predijeron que el régimen de Maduro caería en cuestión de meses.

Anteriormente sugerí que el final sólo se produciría si se cumplían dos condiciones. En primer lugar, los costos de salida para Maduro, su círculo íntimo y los oficiales militares de más alto rango ‒que están muy metidos en el tráfico internacional de drogas‒ tendrían que ser resueltos pacíficamente a través de la mediación externa. En segundo lugar, la oposición política tendría que crear un frente unificado para dar una alternativa del gobierno que reemplazaría al régimen de Maduro.

Hoy en día, los venezolanos están dramáticamente peor de lo que estaban hace tres meses. Las exportaciones de petróleo, que representan la mayor parte de los ingresos del gobierno, siguen disminuyendo. La presión internacional sobre el régimen ha aumentado. Los Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a más de una docena de funcionarios venezolanos. Las Naciones Unidas y Oxfam han hecho declaraciones públicas sobre las desesperadas condiciones sociales del país, y la Organización de los Estados Americanos ha condenado formalmente al régimen.

Sin embargo, la oposición no está mucho más cerca de unir fuerzas hoy que hace tres meses, y esos desagradables costos para su salida no se han resuelto.

Espiral descendente

La situación dentro de Venezuela ha pasado de desesperada a desastrosa. Más de 2 millones de venezolanos han huido del país desde la “revolución socialista”, acercándose al 10 por ciento de los 31 millones de habitantes del país.

La hiperinflación se hizo realidad hace meses. El Fondo Monetario Internacional (FMI) predijo que la inflación alcanzaría el 1 millón por ciento para fines de 2018, lo que colocaría a Venezuela en un pequeño grupo que incluye a la Alemania de 1923, así como al Zimbabwe de principios de la última década. El dinero no vale nada, los contratos se anulan. El FMI pronostica que la economía se contraerá en un 18 por ciento, el tercer año se ha reducido en dos dígitos. El régimen ha empobrecido a los venezolanos, con algunas afortunadas excepciones.

Los medicamentos y los alimentos son importados, y las redes militares se encargan de distribuirlos. Los hospitales están cerrados u ofrecen servicios limitados, y el transporte público es esporádico e impredecible. La comida en los supermercados está disponible solo después de esperar en largas filas durante horas todos los días. Las escuelas están cerradas porque el gobierno no paga a los maestros y no hay suministros para los estudiantes.

Al mismo tiempo, las exportaciones de petróleo, que proporcionan al estado ingresos para pagar las importaciones, están disminuyendo. Apenas el mes pasado, la producción de petróleo de Venezuela cayó por debajo de 1 millón de barriles por día, un nivel no visto en más de 30 años.

La compañía petrolera nacional, PDVSA, no tiene el dinero para mantener los pozos o pagar las plataformas para producir el petróleo. También puede perder su flota de petroleros porque no puede pagar más de $ 2 mil millones que se le deben a ConocoPhillips, y la empresa estadounidense logró que un tribunal autorice la confiscación de los activos de PDVSA como compensación. Hay varios otros incumplimientos de pago por parte de las compañías mineras y petroleras que dificultarán que PDVSA revierta la espiral descendente de producción.

Si bien la disminución de los ingresos petroleros condenará en última instancia al régimen de Maduro, es demasiado lento para rescatar a los venezolanos del hambre y el cataclismo social. Entonces, ¿por qué no cae el régimen? La respuesta es simple: Maduro ha logrado capturar las instituciones fundamentales del estado y ha ganado dos elecciones fraudulentas: una en mayo para reelegirlo para otro período presidencial y la otra en 2017 para elegir a las autoridades locales y regionales.

Cuando el partido gobernante perdió por última vez una elección, en diciembre de 2015 para el control de la Asamblea Nacional, Maduro simplemente creó otro cuerpo legislativo. Esa fue la Asamblea Constituyente, una medida que dejó impotente a la Asamblea Nacional controlada por la oposición. Ganó las dos últimas elecciones porque la oposición se negó a participar y porque el régimen manipuló el proceso electoral encarcelando a los políticos de la oposición, prohibiendo los partidos hostiles y utilizando el control del gobierno sobre el suministro de alimentos para asegurarse de que la gente fuera a las urnas para votar por él.

El control de alta tecnología sobre la distribución de alimentos, a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), también ayuda a explicar por qué no ha habido revueltas ante tales privaciones. El régimen entrega a sus leales seguidores y a los pobres una tarjeta de identificación especial, denominada “carnet de la patria”, con un chip electrónico. Con la tarjeta, pueden obtener alimentos y otros suministros en los centros de distribución del gobierno. En las elecciones de mayo, los funcionarios les dijeron que llevaran su tarjeta al centro de votación y que, después de votar, visitaran uno de los muchos quioscos administrados por el gobierno para recargar su chip. El régimen socialista está utilizando su control sobre los suministros de alimentos como un instrumento de represión.

Autoritarismo creciente

El caso venezolano es de interés para los estudiantes de geopolítica porque encaja en una creciente discusión sobre cómo los llamados regímenes híbridos utilizan las trampas de los sistemas democráticos para disfrazar su carácter autoritario, y cómo los funcionarios electos pueden socavar las democracias. Se considera que Estados Unidos es el país que más especulaciones genera, mientras que la Unión Europea también está bajo un intenso escrutinio. La definición mínima de democracia es que los resultados electorales no deben estar predeterminados. Ese, ya no es el caso de Venezuela.

El fiscal general de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, ha indicado que su oficina está abriendo una investigación sobre la crisis venezolana. ¿Acabará Maduro como el ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic? Una vez más, esto requiere alguna forma de consenso de la comunidad.

El 22 de julio, un fiscal federal de los Estados Unidos presentó una denuncia penal en Miami alegando que funcionarios venezolanos habían lavado cerca de $ 1,200 millones de dólares. Aunque esto puede hacer que el gobierno de los Estados Unidos parezca que se está preparando para intervenir, no se puede hacer nada mientras la oposición no pueda unirse.

Si observamos el auge del populismo nacionalista y las amenazas a la democracia en Europa en los últimos años, podemos ver que el éxito de los movimientos autoritarios a menudo depende de la debilidad de la comunidad regional. ¿Quién o qué grupo ayudará a expulsar a Maduro del poder, y cómo puede tener éxito la presión externa sin una alternativa nacional coherente?

Las organizaciones regionales del hemisferio Occidental no han sido capaces de diseñar una estrategia para lograr una transición pacífica hacia un gobierno más democrático.

El rol de Cuba y México

El camino hacia una solución pacífica pasa por La Habana y podría incluir la Ciudad de México. ¿Puede Cuba ofrecer un refugio seguro para Maduro, tal vez como una moneda de cambio para un acuerdo más amplio con los Estados Unidos? Venezuela sigue abasteciendo a Cuba con petróleo barato, llegando incluso a comprar crudo en el mercado abierto para abastecer a las refinerías cubanas. Las fuerzas militares y de inteligencia de Cuba ayudan al régimen de Maduro a controlar a su propia población, por lo que, para desempeñar el papel de pacificador, Cuba debe aceptar retirar a todos los agentes militares y de inteligencia.

El nuevo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es un comodín. Quiere volver a la llamada Doctrina de Estrada de la no intervención. De ser así, México no se uniría al resto del Grupo de Lima, una alianza de 17 países establecida en agosto de 2017 para encontrar una resolución pacífica en Venezuela, al presionar a Maduro para que se fuera en silencio. Sin embargo, AMLO podría pedirle a su nuevo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, un político extraordinariamente talentoso, que ofrezca los servicios de México como mediador y proponga al país como un refugio seguro para aquellos más amenazados por los procedimientos legales bajo un nuevo gobierno.

El Dr. Joseph S. Tulchin es investigador titular del Centro Internacional de Académicos Woodrow Wilson. Este artículo fue publicado por primera vez por GIS Reports Online.

Las opiniones expresadas en este artículo son lasopiniones del autor y no necesariamente reflejan la opinión de La Gran Época.

Artículo en inglés: https://www.theepochtimes.com/the-two-ingredients-needed-for-nicolas-maduros-fall_2618365.html

Traducción de Lucía Aragón

De Venezuela para un mundo mejor… sin carne

Por: Sandra Rodríguez

La Gran Época, México

20180528_155312

Miguel Hurtado en su restaurante de Bogotá. (Foto: Sandra Rodríguez)

Miguel, cuéntele a LGE un poco más de usted

Mi nombre es Miguel Hurtado, venezolano, de 34 años de edad, nacido en la ciudad de San Cristóbal en el Estado Táchira de mi tierra Venezuela, de papá colombiano y mamá venezolana, y pues vengo de allá.

Debido a la coyuntura actual que atraviesa Venezuela, ¿por qué decide finalmente abandonar su país?

Pues la decisión de abandonar mi país…primero la política, totalmente, un caso que todo el mundo sabe, no hay que ocultarlo, y segundo por un mejor futuro, porque siendo profesional de tres carreras, todavía joven con 34 años de edad, pues ya lo había logrado en mi país; ser emprendedor. Emprendí un negocio gastronómico que es mi rama, pero la situación me llevó tanto a esto… y tengo el beneficio de también ser colombiano, por papá colombiano, ya desde niño conociendo el país, entonces, ¿por qué no hacerlo aquí en mi segunda casa? Por eso fue la decisión de venirme a Colombia.

¿Por qué vio en Colombia la oportunidad para hacer este nuevo proyecto?

Colombia, porque Colombia a pesar de que gastronómicamente no es tan sonado a nivel mundial, pues el profesionalismo y la competencia que existe aquí por la diversidad cultural que también hay, fue lo que me llevó a que, primero, no tomar para Medellín, que es esa ciudad que me ha llamado tanto por familia como por cultura, sino a Bogotá, porque Bogotá tiene aún más diversidad cultural, y eso, aquí hay una competencia sana, que te hace o te motiva a ser mejor, a hacerlo bien y a ofrecer un buen servicio, que en mi caso es la cocina.

¿Cómo le ha parecido la escena gastronómica aquí en Bogotá?

Genial. Muy culta por la parte profesional, así también el consumidor, genial porque en esta propuesta que tengo que es Garageveg, he atendido clientes de todos lados del mundo, a pesar de que llevo tres meses nada más aquí y pues me siento súper agradecido porque todos aceptan lo que se está haciendo y en este caso que es la cocina vegana.

20180528_155255

Miguel Hurtado (Foto: Sandra Rodríguez)

¿Y por qué justamente una propuesta de cocina vegana?

La cocina vegana pues primero que todo, lo leí en una pregunta que me hiciste que era, que sí era un proyecto, yo no lo veo como un proyecto social, a la cocina vegana, sino más bien como una responsabilidad social. ¿Por qué como responsabilidad social? Porque como cocinero y como consumidor que soy, la involucración del producto de origen animal, tanto como los hidrocarburos, como la manufactura, crea o está creando una contaminación ambiental importante. Entonces, ese proceso de poder generar los alimentos envasados, los embutidos, todo eso que se está generando porque el consumo es tan grande a nivel mundial en la actualidad, que genera mayor contaminación tanto por el plástico, como por el aluminio, como por el icopor…todos esos componentes que hacen llegar el producto a la casa de los consumidores. Entonces es como eso, concientizar y fomentar, mas no explotar, más bien fomentar lo que es la cocina vegana y exponer el porqué.

¿Qué les diría a las personas que creen que los veganos no obtienen la suficiente proteína, que tienen una mala nutrición o que tiene deficiencias alimentarias, qué tan cierto es eso? ¿Es un mito?

No, no. Eso es un mito totalmente porque vegetalmente tenemos productos como los fríjoles o los granos, la soya, que tienen un alto porcentaje de proteína que ya está estudiado, que ya los científicos lo han determinado, entonces la nutrición no necesariamente debe partir de la alimentación de origen animal. Bien sea carne, lácteos o huevos, porque lo podemos suplir totalmente y lo vas a agradecer en el organismo, suplir estos por lo de origen vegetal. Primero, la energía que esto te aporta, lo sientes de una vez y segundo, el cambio físico, y la pesadez la pierdes por completo.

¿Hace cuánto es usted vegano?

En transición. Por salud comencé como vegetariano. Sufrí en algún momento del colon, de hecho, por la situación del país, la escasez de alimentos me llevó a consumir muchas cosas que no generaban proteínas, que no generaban lo que necesitábamos, y comenzó toda esa transición. En concientización de lo que realmente está pasando. Primero, en llegar aquí a Bogotá y conocer a tantas personas que sí aportan a lo que es este estilo de vida, porque no es otra cosa más sino un estilo de vida, me llegó y me gustó. Porque los animales están siendo explotados brutalmente sin… ellos no tienen una forma de expresar que están siendo maltratados, que los estamos usando y ya. Y pues de ahí nació todo esto.

¿Cuál es el proyecto a futuro con respecto a toda esta corriente del veganismo?

En mi caso, yo tengo un proyecto personal. Mira, tengo un gran amigo que vive en la ciudad de Nueva York, en EE.UU. Él es pintor, él hace otra cosa totalmente distinta a la mía. Y él está ayudando a nuestros compatriotas que están saliendo del país por la situación que se está viviendo con una semana de trabajo. Él tiene contactos, conocidos en varias ramas de las artes y la gastronomía y ayuda a estas personas a conseguir un trabajo temporal. Entonces, primero, en mi rama quiero ayudar de esta misma forma a mis compatriotas que llegan aquí en el restaurant y seguir fomentando lo que es el veganismo y el porqué, dando talleres, haciendo ferias independientes, involucrando a los demás emprendedores que están en la zona, tanto extranjeros como los locales de Colombia, y segundo, como ya dije apoyando a mis paisanos que vienen sin saber, que vienen aturdidos, porque realmente vienen aturdidos de una situación fuerte, y mostrar que sí podemos, que no estamos trancados, que sí podemos y además con una oportunidad aquí en un restaurant, que es una herramienta que te ayuda a defenderte en cualquier parte del mundo. El saber atender la mesa, el saber cocinar o picar algún alimento, eso te sirve para conseguir un trabajo y empezar una vida en todas partes del mundo. Y pues es lo que quiero hacer.

¿Y cuál es su consejo para las personas que quieren iniciar con este estilo de vida vegano? ¿Qué es importante tener en cuenta?

Un consejo es que se instruyan y que se nutran a través de la lectura y tutoriales que existen a nivel general en internet, primero, sobre el porqué, para que de verdad tengan un sentido de pertenencia a ser vegano. Y que de verdad vean que sí está el impacto ecológico y ambiental, que realmente existe, y lo segundo, el maltrato animal que también existe y pues tercero, que nutricionalmente vas a estar agradecido totalmente y toda la vida, garantizado, lo vas a agradecer.

Violencia en Venezuela, Maduro despliega al ejército

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el despliegue de 2,600 militares en el estado de Táchira, después de saqueos y ataques, al tiempo que ha enfrentado desde principios de abril una serie de manifestaciones en las que han muerto 43 personas.

365-820x385

Manifestación en Caracas, Venezuela. (Foto: AP)

“He ordenado el traslado de 2,000 guardias y 600 tropas de operaciones especiales”, dijo el Ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a la televisión gubernamental VTV, indicando actuar a solicitud del presidente socialista.

Un día antes, el jefe de estado extendió una vez más el estado de emergencia económica, en vigor desde enero de 2016, lo que le permite restringir las “garantías” constitucionales y tomar medidas especiales de “orden social, económico, político y jurídico.”

En la noche del martes y miércoles, saquearon decenas de tiendas y prendieron fuego a dos estaciones de policía en Táchira.

Los problemas se presentaron en otras regiones del país sudamericano, en el este de Caracas, San Antonio de los Altos, manifestantes encapuchados montaron barricadas.

Crisis Sanitaria

Desde el primero de abril, hay en Venezuela una ola de protestas y violencia que culmina con un número de muertos que crece día con día, se ha anunciado el miércoles la muerte de un manifestante de 15 años de edad.

El total es de 43 muertos, tantos como durante las anteriores protestas contra Maduro, que ocurrieron entre febrero y mayo de 2014.

La ira popular se alimenta de la profunda crisis económica y social en el país petrolero, arruinado por la caída de los precios del crudo, y golpeado por una grave escasez de alimentos y medicinas, la inflación más alta del mundo y una criminalidad incontrolable.

Decidida a conseguir la salida del presidente vía elecciones generales anticipadas, la oposición, mayoría en el parlamento desde finales de 2015, sigue siendo fuerte y moviliza cada día miles de personas.

El miércoles, fueron los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud que se manifestaban vestidos de blanco en Caracas, donde iban a desfilar paralelamente chavistas (del nombre del expresidente Hugo Chávez, 1999-2013) apoyando a Maduro.

Los profesionales de la salud denuncian la crisis sanitaria, pues la mortalidad infantil y materna han aumentado en 2016, a 30% y 65% respectivamente, mientras que los casos de paludismo aumentaron un 76.4%. La publicación de estas cifras alarmantes la semana pasada resultó en la expulsión inmediata de la Ministra de Salud, Antonieta Caporale.

“Campaña de persecución”

Dos manifestaciones de opositores se planean para la noche en Caracas, en memoria de las víctimas de las protestas anteriores, en las que resultaron cientos de heridos. Según la ONG Foro Penal, 159 manifestantes detenidos fueron encarcelados por decisión de los tribunales militares, procedimiento prohibido por la Constitución.

Nicolás Maduro acusa a los Estados Unidos de apoyar a la oposición para llevar a cabo un golpe de estado en Venezuela, denuncia una “campaña de persecución”. “Somos los nuevos judíos del siglo XXI”, dijo el jefe de estado, pero siete de diez habitantes quieren que salga antes del final de su mandato en diciembre de 2018.

La oposición sigue llamando a manifestarse el jueves, en el Ministerio del Interior en Caracas, y luego a desfilar el sábado en todo el país.

El deterioro de la situación en Venezuela sigue preocupando a la comunidad internacional y el miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU abordará el asunto por primera vez, a petición de Washington.

La Organización de Estados Americanos (OEA) tratará esta crisis en una cumbre de Ministros de Relaciones Exteriores el 31 de mayo, pero la región sigue dividida: mientras Brasil anunció el regreso de su embajador a Caracas después de nueve meses de ausencia como “signo de buena voluntad” a favor del dialogo, Colombia descarta “por el momento” el regreso del suyo, llamado a consulta a finales de marzo.

Venezuela: Fuerte devaluación de la moneda alcanza máximo histórico

Este lunes, la moneda venezolana alcanzó un máximo histórico, más de 3,000 bolívares por dólar en el mercado negro, el país sigue afectado por una grave crisis económica.

deva231

(Foto: Dominio púbico)

De acuerdo con el sitio estadounidense dolartoday.com, que refiere al sistema de cambio no oficial en este país, el dólar se cotizaba en 3,480.22 bolívares. Una devaluación del 55% de la moneda local en un mes.

Se trata de un nuevo máximo histórico para el bolívar, que se cotizaba a 1,567.35 por dólar a principios de noviembre.

Venezuela vive una de las peores crisis económicas de su historia, sofocada por la caída de los precios el petróleo crudo, fuente del 96% de sus divisas. Su inflación, impulsada por la escasez, se ha vuelto incontrolable: debía llegar a un 475% este año según el FMI para ascender vertiginosamente al 1,660% en 2017.

Los expertos consideran que el tipo de cambio en el mercado negro, es el mejor reflejo de la situación económica del país, el tipo de cambio oficial lo fijó el gobierno socialista de Nicolás Maduro.

De acuerdo con el tipo de cambio oficial de lunes, cinco veces menor que el del mercado negro, el bolívar se cotizaba a 662 por dólar.

El presidente Maduro batalla durante meses contra una oposición que reclama su salida por ser responsable de la grave crisis económica que atraviesa el país. Él dice que se trata de una conspiración capitalista que apoya Estados Unidos.

Decenas de miles de venezolanos van a Colombia de compras

Decenas de miles de venezolanos entraron el domingo a Colombia a comprar alimentos y medicinas que faltan en su país en crisis, gracias a una apertura temporal de la frontera cerrada durante casi un año.

multitud

Las ventas de los supermercados de Cúcuta se triplicaron el domingo. (Foto: Edinsson Figueroa)

Viniendo de la región fronteriza de Táchira, pero también de más lejos e incluso de Caracas, según periodistas de la AFP, esta marea humana entró a pie a Colombia desde la madrugada, sin límite de número, y se dirigió a la ciudad de Cúcuta.

Desde que amaneció ya habían pasado 52,000 personas, afirmó el Ministerio de Defensa de Colombia, por unos funcionarios en los puentes que pedían a la gente sus papeles, lo que retrasaba su paso.

Su número debe “superar los 75,000” por día, dijo el director de Servicios de Migración de Colombia, Christian Krüger.

El día anterior, ya habían cruzado la frontera 44,000 venezolanos, de manera “regular y ordenada” dijo, hasta que las autoridades anunciaron una apertura para el domingo.

En las listas de compras, se encuentran productos de primera necesidad: papel higiénico, mantequilla, aceite, arroz, leche.

El gobierno de Colombia anunció el envío de un convoy especial para reabastecer los supermercados de Cúcuta. Se llevará “principalmente azúcar, aceite y harina, que son los productos de mayor demanda”, dijo Luis Carlos Villegas, Ministro de Defensa de Colombia.

La semana pasada, 35,000 venezolanos se precipitaron a la frontera después que el presidente Nicolás Maduro autorizó la apertura de un puente peatonal entre los dos países. Una decisión que vino días después de que 500 venezolanos desesperados cruzaron por la fuerza un puesto de control militar para llegar a Cúcuta.

En agosto de 2015, el presidente Maduro ordenó el cierre de frontera por “razones de seguridad”, tras un supuesto ataque de ex paramilitares colombianos contra una patrulla del ejército venezolano.

Venezuela enfrenta una grave crisis económica desde la caída de los precios del petróleo, de donde vienen la mayor parte de sus ingresos. La escasez de alimentos y medicamentos afecta al 80% de los productos en el país.