Archivo de etiquetas| zoología

Desenmascarar a un criminal gracias a un mosquito… ¿ficción?

Si un mosquito llegara a picar a un criminal en la escena del crimen, sería factible identificarlo a través del ADN de la sangre recuperada de su estómago, según un estudio publicado en la revista PLos ONE.

mosquito-chupando-sangre-500x309

Mosquito chupando sangre. (Foto: dominio público)

Científicos de la Universidad de Nagoya en Japón demostraron que era posible determinar de quién es el ADN de la sangre ingerida por un mosquito hasta 48 horas después de la picadura.

“La técnica puede ayudar al trabajo de la policía para identificar quién estaba en la escena del crimen”, señala el investigador Toshimichi Yamamoto. “En el futuro, la técnica podría proporcionar pruebas suficientes para condenar a un delincuente.”

Nadie sabía hasta ahora cuánto tiempo la sangre succionada por un mosquito permitiría identificar el ADN que contiene antes de degradarse.

Para responder a esa pregunta, Yamamoto y su equipo de expertos forenses recuperaron la sangre de los mosquitos que picaron a unos voluntarios.

Mediante la amplificación de un pequeño fragmento de ADN, los científicos pudieron identificar correctamente a cada uno de los voluntarios, incluso hasta dos días después de la picadura.

Siguiendo esta investigación, sería posible determinar con precisión cuando el mosquito picó a su víctima.

La mayoría de los mosquitos no vuelan más allá de un radio de varios cientos de metros, su longevidad varía, según la especie, de varios días a dos meses.

El experimento japonés se llevó a cabo con dos especies de mosquitos oriundos principalmente de regiones tropicales y subtropicales: el mosquito común (Culex pipiens) y el mosquito tigre (Aedes albopictus).

Anuncios

El guepardo corre directo hacia la extinción

El guepardo, el animal terrestre más rápido del mundo, corre rápido hacia la extinción, según un estudio publicado en el revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

guepardo-cheetah-peligro-extincion-africa

Fotografía de un guepardo de la reserva privada de Damien Vergnaud. (Foto: AFP)

Menos de 7,100 guepardos subsisten actualmente en libertad en el mundo, el 99% en África, ocupan menos del 9% de la superficie que tenían hace tiempo.

De acuerdo con cálculos previos, que no se encuentran en el estudio de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, por sus siglas en inglés) y la organización de defensa del medio ambiente Wildlife  Conservation Society, la población mundial de guepardos aumentó a cerca de 100,000 a principios del siglo XX.

“El guepardo corre derecho hacia la extinción, y puede desaparecer muy pronto a menos que se tomen medidas urgentes”, dijo la Sociedad Zoológica de Londres, en un comunicado.

En cuanto al guepardo asiático, sólo se registraron 43 individuos en Irán. En Zimbabue, su población se redujo de 1,200 a 170 animales en 16 años, una caída de 85%.

Considerado como uno de los depredadores más pequeños, a pesar de su velocidad máxima de 120 km/h, el guepardo necesita grandes espacios con poca densidad de carnívoros, para no tener que enfrentarse a la competencia con mejores cazadores como leones y leopardos.

Por eso, aproximadamente el 77% de ellos viven fuera de las zonas protegidas, lo que los hace particularmente vulnerables a los cazadores furtivos y a las actividades humanas que amenazan su hábitat.

Los autores esperan que el guepardo pase de la categoría de especie “vulnerable” a la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UCN, por sus siglas en inglés), de especies en peligro de extinción para que los protejan mejor.

La lentitud del panda se adapta al bambú

Se comprobó que el estómago del panda gigante no está adaptado al consumo del bambú, pero el animal en peligro de extinción se adapta a esa dieta debido a su ritmo lento de vida, según un estudio publicado el jueves.

Panda (Foto: Fuwen Wei)


El estudio, realizado en China en tres pandas salvajes y cinco en cautiverio, publicado en la revista Science, muestra que los pandas son menos activos que sus primos los osos.

El gasto energético del panda gigante prueba “ser menos elevado que la de los koalas y similar al del perezoso tridáctilo”, dice el estudio, y agregó que el gasto de energía del panda representa el 38% de un animal terrestre equivalente.

El nivel de tiroides, importante para la regulación de la energía y el peso, es anormalmente bajo en comparación con el resto de mamíferos.

Los datos muestran cómo los pandas pueden sobrevivir comiendo bambú, mientras que su estómago no se adapta a este alimento de acuerdo a investigaciones anteriores.

La lentitud del gran mamífero induce a un pequeño gasto de energía, capaz de ingerir grandes cantidades de esta planta, abundante en su hábitat natural del suroeste de China.

En China, 1,600 pandas viven en libertad y 300 en cautiverio.

Los canguros son a menudo zurdos

El tener una preferencia por el uso de la mano no es exclusivo de los humanos ni de otros primates. Los canguros a menudo son zurdos, cuentan con esta característica, determinaron los científicos.

Walabí (Foto: Wikipedia)


Estos marsupiales de Australia, como los humanos, prefieren usar una mano más que la otra en sus tareas cotidianas, pero con una diferencia notable, en su mayoría son zurdos, explican los autores del estudio publicado el jueves en Current Biology.

“Encontramos un marcado grado de preferencia en el uso de una mano en particular comparable a nuestra especie”, dijo el biólogo Yegor Malashichev de la Universidad Estatal de San Petersburgo en Rusia, autor principal de esta investigación.

“En todas las acciones investigadas en los canguros bípedos nos encontramos con una fuerte preferencia zurda”, dijo. Sin embargo, esta característica no es evidente en canguros arborícolas.

Los investigadores se sorprendieron al observar que la preferencia en el uso de una mano en los canguros bípedos y otros marsupiales, se debe a diferencias en su cerebro en comparación con otros mamíferos euterios, incluidos los primates.

Ellos no tienen el mismo circuito neuronal que conecta los dos hemisferios, izquierdo y derecho del cerebro, dijeron.

Estudiaron dos especies de canguros bípedos y una especie de Walabí bípedo, un miembro más pequeño de los canguros, en Australia continental y en la isla de Tasmania en la costa sur de Australia.

Los autores también encontraron que los canguros grises del este del país y los canguros rojos, son zurdos de forma natural en todas sus tareas, ya sea para sostener su cuerpo en ciertas posturas, limpiarse, recoger una hoja o doblar la rama de un árbol.

En cuanto al Walabí de cuello rojo, usa la mano izquierda cuando come las hojas en las ramas de los árboles que sostiene con la mano derecha, como las otras especies de canguros.