Archivos

Mediterráneo: cachalotes y delfines contaminados por ftalatos

Los cetáceos del Mediterráneo, como el delfín o el cachalote, están contaminados por los ftalatos, sustancias químicas presentes en los plásticos, que ingieren directamente o por medio de sus presas, según los resultados preliminares de un estudio de WWF.

mediterraneo-plasticos-wwf

Manta en el Mediterráneo (Foto: WWF/ Federic Bassemayousse)

Los ftalatos, utilizados principalmente para ablandar plásticos, están presentes en nuestra vida cotidiana (plástico delgado para envolver, envases, revestimientos para el piso, tuberías, pinturas…). También se encuentran en los cosméticos (perfumes, lacas, barnices…), perjudiciales en la fertilidad.

WWF llevó a cabo 2016 biopsias en muestras de piel y grasa de 85 mamíferos marinos (70 ballenas, 9 cachalotes y 6 delfines en el santuario Pelagos, área marina de 87,500 Km2 al noroeste del Mediterráneo.

Las muestras se analizaron en colaboración con la Universidad Aix-Marsella, buscando la presencia de diez ftalatos muy peligrosos.

El más peligroso, DEHP, ocupa el segundo lugar por su concentración, con un valor promedio de aproximadamente 1060 microgramos por kilo de materia seca, según el estudio.

En comparación, para el hombre, “se considera que un alimento tiene una alta concentración cuando la cantidad de ftalato que pasa del plástico al alimento es superior o igual a 300 microgramos/Kg”, dice el estudio.

Los niveles de contaminación son diferentes según la especie y dentro de una misma especie.

La manera de alimentarse puede ser determinante, por ejemplo, las ballenas parecen más contaminadas que los cachalotes, debido a que filtran grandes volúmenes de agua e ingieren presas contaminadas y directamente microplásticos.

Los microplásticos que tardan siglos en desintegrarse, provienen del plástico que bajo el efecto del sol y las olas forma partículas más pequeñas, menores de 5 milímetros.

El estudio debe llevarse a cabo aumentando las muestras de cachalotes y delfines, además de muestrear otras zonas del Mediterráneo para llegar a conclusiones más definitivas.

El problema del plástico sigue creciendo fuera de control, entran al océano cerca de 269,000 toneladas de residuos plásticos que forman más de 5,000 millones de partículas que flotan en el océano.

Los resultados se presentaron el Día de los Océanos, para mostrar la urgencia de limpiarlos del plástico, y tomar medidas urgentes para reducir la contaminación por ftalatos.

Islas artificiales en la Polinesia Francesa

Construir ciudades flotantes en la Polinesia francesa, es el proyecto de la asociación The Seasteading Institute, que trata de convencer a los polinesios, durante cuatro días de seminario en Tahití, consagrados a estas islas artificiales.

93292773_9492c10f-6d0e-4769-be95-534c04fe6e2f

La isla sería completamente sostenible. (Foto: The Seasteading Institute)

Especialistas de todo el mundo se conectaron a las conferencias, que explicaban la construcción, el funcionamiento y el interés en estas islas flotantes, que albergarían tanto centros de investigación como casas.

El Instituto Seasteading fue fundado por los libertarios de Silicon Valley. Quieren liberarse de la carga de los estados con la creación de islas independientes. Sin embargo, ahora afirman que respetarán la ley de la Polinesia, pero podrían beneficiarse de un sistema relacionado con las zonas francas.

Las islas artificiales se construirían a partir de plataformas modulares, que con el tiempo podrían adaptarse a las olas de mar profundo. Por el momento, The Seasteading Institute quiere construir en una laguna, menos expuesta, “un proyecto piloto del tamaño de un campo de futbol, con un costo de cerca de 50 millones de dólares”. Visitaron varios sitios al sur de la isla de Tahití, pero Seasteading quiere tener el apoyo de la población, que no es algo seguro, antes de implantarlo.

En enero, el gobierno de la Polinesia Francesa autorizó a Seasteading poner en marcha estudios de impacto ambiental y económico, y ya se presentaron los primeros resultados. El Ministro de Economía local, Teva Rohfritsch, dijo estar particularmente interesado en el proyecto científico.

Una de las principales preocupaciones expresadas por los polinesios es el respeto al medio ambiente. De acuerdo con los defensores del proyecto, estas islas se construirían con materiales reciclables y garantizados en “cero emisiones”. Incluso afirman que permitirían dar un mejor seguimiento al calentamiento global, y respuestas apropiadas a la creciente de las aguas gracias a los laboratorios situados en el océano.

En su página web, el Instituto Seasteading dice querer “preservar el medio ambiente, enriquecer a los pobres, curar enfermedades y liberar a la humanidad de los políticos”. Un programa muy extenso que busca un lugar en el océano para implementarlo.

Gran Barrera: Sin recuperación corales decolorados por dos años consecutivos

Por segundo año consecutivo, los corales de la Gran Barrera sufrieron un fenómeno de blanqueamiento debido al aumento de temperatura, sin posibilidad de recuperación, advierten científicos australianos.

1480345023_381010_1480353269_sumario_normal_recorte1

La Gran Barrera de Coral en Australia. (Foto: El País)

En marzo, los investigadores anunciaron que los arrecifes de la Gran Barrera de Coral, en Australia, habían experimentado un blanqueamiento sin precedentes, por segundo año consecutivo.

Sus temores se confirmaron por reconocimientos aéreos del sitio considerado como Patrimonio de la Humanidad desde 1981.

El ecosistema, el más grande del mundo, se extiende por 2,300 kilómetros, ya había pasado en 2016 por el peor evento de blanqueamiento que se haya registrado, debido a aumentos de temperaturas del océano en marzo y abril.

El blanqueamiento de los corales es un fenómeno de debilitamiento que se traduce por una decoloración. La causa es el aumento de la temperatura del agua que causa la expulsión de algas simbióticas que dan al coral su color y sus nutrientes.

Los arrecifes pueden recuperarse si el agua se enfría, pero también pueden morir si el fenómeno persiste.

Es la cuarta vez que sucede un blanqueamiento después de los de 1998, 2002 y 2016.

Los científicos han encontrado que el blanqueamiento está relacionado con el calentamiento global.

El Niño también impacta en la Gran Barrera desde el primer blanqueamiento global observado en 1998, así como en 2016.

Pero no sólo eso, la Gran Barrera se ve amenazada por el calentamiento global, los escurrimientos agrícolas, el desarrollo económico y la proliferación de estrellas de mar que destruyen los corales.

Además sufrió el paso, el mes pasado, del ciclón Debbie en la parte sur de la Gran Barrera que no había sido tocada por el blanqueamiento.

Los científicos temen que los corales hayan sufrido daños debido a sus fuertes vientos y corrientes, pero aún no se evalúan los daños causados por Debbie.

El arrecife enfrenta muchos retos pero el más evidente es el calentamiento global. La solución es reducir las emisiones de carbono.

Australia asegura que se ha esforzado por proteger la barrera, comprometiéndose a gastar más de dos mil millones de dólares australianos (1,400 millones de euros) en diez años.

La barrera y sus 345,000 kilómetros cuadrados evitaron que la UNESCO la colocara en su lista de sitios en peligro.

Los animales no quieren un muro en la frontera de México-Estados Unidos

En sus biósferas protegidas, jaguares, muflones y antílopes pasan la frontera, deambulan libremente entre México y Estados Unidos, sin embargo, la construcción de un muro podría significar la extinción de estas especies en peligro.

image21

Foto proporcionada por la Reserva de la Biósfera del Pinacate y desierto de Altaír de un antílope de Sonora, cerca de la frontera entre Estados Unidos y México.

En ambos lados de la frontera, se establecieron áreas protegidas, en el norte de Arizona, está el refugio para la vida silvestre Cabeza Prieta. Al sur, en el estado de Sonora, está la Reserva de la Biósfera del Pinacate y el desierto de Altaír, clasificado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

Dos santuarios que cubren 90 kilómetros de los más de 3,000 que forman la frontera: una sección que, a diferencia de otros, no está delimitado por una barrera metálica, para deleite de ciervos, ocelotes, coyotes o lobos que pasan constantemente de un país a otro.

Simplemente la construcción del muro ocasionaría muchos problemas, el muro que tanto promueve el presidente Donald Trump para impedir el paso de ilegales y traficantes de droga, sería devastador para la fauna y flora de la región, advierten los expertos.

En esta zona la temperatura llega a veces a 55°C, las lluvias son cada vez más escasas, obligando a los animales a recorrer distancias cada vez más largas en busca de agua, alimentos y refugio.

Los primeros en sufrir serían los grandes mamíferos endémicos que ya están en peligro de extinción, como el antílope Sonora de pelaje color miel, y el muflón con grandes cuernos en espiral.

El muro cortaría el flujo migratorio de algunas especies, lo que agotaría gradualmente la diversidad genética de la fauna local.

Si la población se divide en dos, se tendría cruzas entre la misma familia, lo que preocupa a los expertos.

Todo el ecosistema de la región se rompería si los movimientos de estos mamíferos se limitan por un muro.

Muchos animales rompen con sus garras la costra que se forma en la superficie del desierto después de años sin lluvia, lo que permite que el agua atraviese el subsuelo. Los herbívoros permiten dispersar muchas semillas, asegurando la perpetuidad de la fauna local. Lo que no sucedería debido al muro.

El muro, también tendría impacto en el curso del río de la frontera, se bloquearía su paso entre los dos países, afectando a la fauna y provocando inundaciones.

Los hombres también sufrirían por todas las alteraciones en el ecosistema, la calidad y cantidad de agua disponible se modificaría, así como el microclima, las partículas suspendidas en el aire y la productividad del suelo.

Varias ONGs mexicanas y estadounidenses preparan ya una ofensiva contra el proyecto de Trump.

Clima: la ONU advierte de fenómenos extremos en 2017

Por Lucía Aragón

Las condiciones meteorológicas y climáticas extremas continuarán en 2017, advierte Naciones Unidas, después de un año 2016, donde la temperatura media alcanzó un récord, el hielo se ha reducido mucho, el nivel del mar sigue aumentando y los océanos se calientan.

deshielo-en-el-c381rtico

Un oso polar entre bloques de hielo en el Ártico. (Foto: AFP)

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), la agencia especializada de la ONU, publicó su informe anual sobre el estado del clima para el Día Meteorológico Mundial, que tuvo lugar el 23 de marzo.

“El informe confirma que 2016 fue el año más cálido jamás registrado: el aumento de temperatura en relación a la época preindustrial alcanzó 1.1°C, o sea 0.06°C más que el récord anterior establecido en 2015”, dijo el Secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado.

Según la OMM, los “fenómenos extremos” seguirán “siendo relevantes en el año 2017”, pero la situación es peor “los estudios publicados recientemente (…) sugieren que el calentamiento de los océanos podría ser aún más pronunciado de lo que se pensaba.”

Los datos preliminares que tiene la ONU han demostrado que el ritmo de crecimiento de las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) no ha bajado.

“A pesar de que el poderoso Niño se disipó en 2016, asistimos ahora a otros cambios en el mundo que apenas podemos aclarar: aquí tocamos los límites de nuestro conocimiento científico sobre el clima, y ahora avanzamos en territorio desconocido”, dijo el director del Programa Mundial de Investigación sobre el clima, David Carlson.

El fenómeno de El Niño, que se produce cada 4 o 5 años con una intensidad variable, que resulta en un aumento de temperatura del Océano Pacífico, causa sequías y precipitaciones superiores a la normal. El fenómeno alcanza su máxima intensidad al final del año, de ahí su nombre de El Niño, el niño Jesús.

Por lo menos tres veces en este invierno, el Ártico experimentó el equivalente a una ola de calor polar, según la OMM que señala, que incluso en lo más frío del invierno ártico, hubo días que estuvo cerca del descongelamiento.

De acuerdo con las conclusiones de los investigadores, los cambios observados en el Ártico y la fusión de los témpanos conllevan, a mayor escala, una modificación de la circulación oceánica y atmosférica, lo que repercute en las condiciones meteorológicas de otras regiones del mundo.

Así, regiones como Canadá y gran parte de Estados Unidos se han beneficiado de un clima excepcionalmente templado, mientras que otros, la Península Arábiga y el norte de África por ejemplo, a principios de 2017 registraron temperaturas anormalmente bajas.

En 2016, las temperaturas de la superficie del mar fueron las más altas jamás observadas. Además, el aumento del nivel del mar continúa, y la extensión del hielo del Ártico está muy por debajo de lo normal la mayor parte del año.

“Las concentraciones de CO2 en la atmósfera siguen batiendo récords, lo que demuestra más claramente la influencia de las actividades humanas en el clima”, dice con preocupación el Sr. Taalas.

Contaminación: Cierran la última central de carbón en Pekín

La última gran central de carbón de Pekín suspendió operaciones, lo que significa que la electricidad de la metrópoli se genera exclusivamente con gas, anuncia la agencia oficial de noticias Xinhua.

93587861__93554798_window_getty

La contaminación encuentra el modo de meterse hasta dentro de los edificios. (Foto: AFP)

La capital sufre de nuevo por la grave contaminación del aire.

El cierre de la central térmica de Huangneng se anunció en la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional de China (APNCH), durante la cual el primer ministro chino, Li Keqiang, prometió volver el cielo azul para los chinos.

La principal contaminadora del planeta, China se asfixia en una nube de contaminación tóxica.

El anuncio de su cierre se anunció por la noche, poco después de que el municipio emitió un alerta azul el domingo por la contaminación del aire. El “smog” oscurece durante varios días el cielo de la capital, una situación que se espera continúe la próxima semana.

Desde el cierre de la sesión de la asamblea del miércoles, el nivel de partículas finas PM 2.5 micrones, oscilaba entre 200 y 330, diez veces más que el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estas partículas, que se instalan profundamente en los pulmones y pueden pasar al torrente sanguíneo, son responsables de las tasas elevadas de bronquitis crónicas, cáncer de pulmón y enfermedades cardiacas.

Los niveles de contaminación “caen” drásticamente en Pekín cuando se celebran grandes eventos nacionales e internacionales.

Baja del 2% en la cantidad de oxígeno disuelto en los océanos

Por Lucía Aragón

En los océanos, la cantidad de oxígeno se redujo un 2% desde 1960, una disminución que podría traer graves consecuencias para los ecosistemas marinos, advierte un estudio que apareció el miércoles en la revista Nature.

costa_pacifico

Vista panorámica de una costa del Pacífico. (Foto: GeoEnciclopedia)

El volumen de oxígeno mundial en los océanos “bajó en más del 2% (…) desde 1960, con grandes variaciones entre las diferentes cuencas oceánicas y profundidades”, afirma un equipo de investigadores del Centro Geomar Helmholtz de Investigaciones Oceanográficas de Kiel (Alemania).

Además, el volumen del agua oceánica desprovista de oxígeno se ha cuadruplicado durante el mismo período.

Los modelos predicen “una baja del 1 al 7% de oxígeno disuelto en los océanos hasta el año 2100, causada por una disminución de la solubilidad de oxígeno debido al calentamiento de las aguas y una menor ventilación de las aguas profundas”, escriben Sunke Scmidtko, Lothar Stramma y Martin Visbeckk.

“Tal baja en la cantidad de oxígeno de los océanos podría afectar los ciclos de nutrientes y el hábitat marino, con consecuencias potencialmente nefastas para la pesca y las actividades económicas costeras”, dijeron.

A diferencia de estudios anteriores, que eran de periodos más cortos o áreas más pequeñas, este estudio abarca toda la columna de agua del conjunto de océanos durante cincuenta años (1960 – 2010).

Los investigadores encontraron “una baja significativa de los niveles de oxígeno desde un punto de vista estadístico para todos los océanos, y para cinco de las diez regiones oceánicas estudiadas: Ártico, Atlántico ecuatorial, Atlántico Sur, pacífico Norte y el Océano Austral”, señala Denis Gilbert, del Instituto Maurice – Lamontagne en Mont – Joli (Canadá), en un comentario del estudio que apareció también en Nature.

Para las otras cinco regiones (Atlántico Norte, Pacífico Ecuatorial, Pacífico Sur, Océano Índico Ecuatorial y Océano Indico Sur), sus estimaciones no son estadísticamente significativas, pero son negativas.

El Océano Ártico representa sólo el 1.2% del volumen total de los océanos, pero representa el 7.6% de la baja de oxígeno mundial, según el estudio.

“Esto parece indicar que el Océano Ártico cambia mucho más rápidamente que cualquier otra parte de los océanos, en respuesta al calentamiento provocado por los gases efecto invernadero”, dijo Gilbert.

“Una baja del 2% de oxígeno en los océanos, no parece mucho, pero su impacto en los ecosistemas marinos podría ser grave en las zonas oceánicas donde el nivel de oxigeno ya es bajo (…) porque el umbral crítico para la sobrevivencia podría alcanzar otro nivel”, dijo Denis Gilbert.

“Además, cuando otros factores de estrés asociados al calentamiento global, como el aumento de CO2 y agua más caliente, se agregan a los niveles de oxígeno más bajos, los efectos acumulados en la vida marina pueden ser incluso peores.”