Archivos

China espió a la Unión Africana a través de un cuartel general que construyó, revela Le Monde

Por: Annie Wu

La Gran Época, EE.UU.

gettyimages-911401830-700x420

Sede de la Unión Africana en Addis Abeba en la apertura de la XXX Cumbre Anual de la Unión Africana, 28 de enero de 2018. (Simon Maina / AFP / Getty Images)

Un reportaje de Le Monde reveló recientemente que el régimen chino transfirió en secreto datos de la sede de la Unión Africana (UA) a un servidor en Shanghái.

La sede de la UA se encuentra en Addis Abeba, Etiopía. El edificio, que costó 200 millones de dólares, fue construido y financiado por una donación del régimen chino. La sede se inauguró en enero de 2012.

De acuerdo con un artículo del diario Le Monde, publicado el 26 de enero, citando fuentes no identificadas dentro de la UA, informaba que los puertos de salida instalados en las computadoras del edificio transmitían todas las noches datos, incluso información clasificada, a un servidor chino.

No fue sino hasta enero de 2017, que el personal de la sede de la UA decidió investigar un raro fenómeno: todas las noches entre la medianoche y las 2 am, la tasa de uso de datos subía a un nivel muy alto, a pesar de que el edificio estaba casi vacío.

“De acuerdo con varias fuentes dentro de la institución, China podía espiar toda información importante. Una fuga de datos espectacular que se dio de enero de 2012 hasta enero de 2017”, informó Le Monde.

gettyimages-896874400-600x423

Reunión de jefes de Estado africanos en la sede de la Unión Africana, 21 de diciembre de 2017. (Solan Kolli / AFP / Getty Images)

Después de este descubrimiento, el sistema informático de la sede de la UA cambió sus servidores y al personal, comenzó a usar comunicación encriptada. En julio de 2017, enviaron también a expertos argelinos a limpiar el edificio de micrófonos ocultos que encontraron debajo de los escritorios y dentro de las paredes.

Según Reuters, en la cumbre anual de la UA celebrada en Addis Abeba el 29 de enero de 2018, líderes chinos y africanos reunidos ahí negaron el informe publicado en Le Monde.

Kuang Weilin, embajador chino en la UA, lo describió como “ridículo y absurdo”.

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, que se desempeña como presidente de la UA este año, dijo que no tenía conocimiento del espionaje por parte del régimen chino.

“Aquí no se ha hecho nada que quisiéramos esconder de la gente”, dijo a periodistas después de una reunión de jefes de estado africanos. “No me preocupa ser espiado en este edificio”.

Desde la década de 1990, China ha realizado grandes inversiones en países africanos para la adquisición de materias primas. Sin embargo, las Naciones Unidas plantearon dudas sobre si las inversiones chinas realmente beneficiaron a estos países. China también ha tratado de influir en los países africanos a través de iniciativas de “poder blando”, por ejemplo mediante el establecimiento de Institutos Confucio en todo el continente, que son parte de los instrumentos para la promoción de los Planes políticos de China.

Versión original

Traducido por: Lucía Aragón

Anuncios

Mientras el Papa se rinde ante el régimen chino, la prensa china lo defiende y ataca a los católicos

 PAUL HUANG – LA GRAN ÉPOCA
Mientras el Papa se rinde ante el régimen chino, la prensa china lo defiende y ataca a los católicos

El Papa Francisco habla con el Secretario de Estado, el Cardenal Pietro Parolin, durante la visita del Papa a la Catedral de Lima, 21 de enero de 2018. Parolin está encabezando la negociación del Vaticano con China para reanudar relaciones diplomáticas, la cual se espera que termine en pocos meses, seguido a la reciente rendición del Vaticano ante el régimen chino en el asunto de la designación de obispos. (Vincenzo Pinto/AFP/Getty Images)

 Mientras los observadores y católicos alrededor del mundo quedaron estupefactos por cómo el Vaticano cedió ante las exigencias del régimen chino a cambio de relaciones diplomáticas, la prensa estatal china inmediatamente se apresuró a defender al Papa Francisco y a desestimar las críticas como nada más que los rencores de los “católicos estadounidenses”. Mientras tanto, la República Popular de China, regida por el ateo Partido Comunista Chino, no muestra indicios de haber reducido la persecución a cristianos en China, entre los que se encuentran católicos.

Recientemente se reportó que el Vaticano, bajo el mando del Papa Francisco, dejó afuera a dos obispos católicos chinos de las iglesias clandestinas llamadas “iglesias-hogar”, que fueron ordenadas hace muchos años por el Vaticano pero sin la aprobación del régimen chino. La semana pasada el Vaticano se movió rápidamente para reconocer la legitimidad de siete obispos impuestos por el régimen chino, que fueron seleccionados cuidadosamente para liderar las iglesias autorizadas por el régimen. El Vaticano previamente había excomulgado a estos individuos.

El poder para designar obispos, conocido como “investidura”, es considerado una de las enseñanzas fundamentales de la Iglesia Católica. Bajo el mando de todos los Papas anteriores, el Vaticano consistentemente rechazó la exigencia del régimen chino de designar él mismo a los obispos en China continental, una exigencia que tenía el propósito de mantener el control del régimen sobre los católicos en China.

Debido a esta y otras razones, el Vaticano y la República Popular China no han mantenido relaciones diplomáticas desde 1951. Si bien varios Papas antes de Francisco han intentado reanudar las relaciones del Vaticano con China, ninguno cruzó la línea de aceptar que el régimen chino prive al Vaticano de su poder de investidura.

El funeral del Obispo Joseph Fan Zhongliang, el difunto líder de la Iglesia Católica clandestina en Shanghai, 22 de marzo de 2014. Muchos católicos chinos, desafiando al régimen chino, asisten a las “iglesias-hogar” clandestinas en vez de a las iglesias de la Asociación Católica Patriótica de China (ACPC), autorizadas por el régimen. (Peter Parks/AFP/Getty Images)

Como tal, la jugada del Papa Francisco de quitar obispos de iglesias-hogar y reconocer a los designados por el régimen es visto como una sorprendente traición a las tradiciones católicas y a los 5 a 10 millones de católicos chinos, muchos de los cuales asisten a “iglesias-hogar” clandestinas en vez de a las iglesias autorizadas por el régimen de la Asociación Católica Patriótica de China (ACPC). Las iglesias-hogar y sus obispos “clandestinos” –que fueron ordenados legítimamente–, se han mantenido fieles al Vaticano y han estado resistiendo la persecución del régimen chino hasta ahora.

Un obstáculo clave persiste para el Papa Francisco: apaciguar el disenso interno entre los católicos y lidiar con la respuesta negativa del público que ocasionaría este arreglo sin precedentes con el régimen chino.

La conciencia del Cardenal Zen

La cara pública de la oposición al acuerdo del Vaticano con China es Joseph Zen, el respetado ex Cardenal de Hong Kong que se jubiló en 2009 y se hizo bien conocido en años recientes por ser defensor de la democracia de Hong Kong y firme crítico del régimen chino.

“¿Soy yo el gran obstáculo en el proceso de llegar a un acuerdo entre el Vaticano y China?” escribió Zen en una carta abierta a la prensa. “Si es un mal acuerdo, estaría más que feliz de ser el obstáculo”.

El 12 de enero, el Cardenal retirado de 83 años de edad visitó el Vaticano y se reunió con el Papa Francisco para entregarle una carta de apelación escrita por uno de los obispos que se retiraron forzosamente y para pedir al Papa que no ceda ante el régimen chino. Los relatos difieren en cuanto a la reacción del Papa Francisco en la reunión. Según Zen, el Papa expresó sorpresa al enterarse de las noticias de cambios de obispos y dijo que había instruido a los funcionarios del Vaticano que no crearan mártires de los fieles católicos chinos.

No obstante, en un comunicado de prensa del 30 de enero, el Vaticano dijo que el Papa Francisco está en “constante contacto con sus colaboradores, en particular con aquellos en la Secretaría de Estado, en asuntos de China”. A pesar de que no se mencionó a Zen directamente, el Vaticano dijo que las personas dentro de la Iglesia Católica que son críticas de su política con China están “fomentando confusión y controversia”.

El Cardenal Joseph Zen, ex Cardenal de la Iglesia Católica de Hong Kong, habla en la Asociación de Periodistas de Hong Kong en Hong Kong, 14 de diciembre de 2010. En años recientes, Zen surgió como un resonante defensor de la democracia de Hong Kong y como un incansable crítico del régimen chino. (Daniel Sorabji/AFP/Getty Images)

En respuesta, Zen escribió en su blog que el comunicado de prensa del Vaticano implica que: o los funcionarios del Vaticano han estado mintiendo tanto al Papa Francisco como al público, o que el Papa Francisco le mintió, que siempre supo del plan de los funcionarios del Vaticano con el régimen chino y que aprueba lo que están haciendo.

“¿Si pienso que el Vaticano está traicionando la Iglesia Católica en China? Si es que van en la dirección en la que obviamente están yendo en base a lo que han estado haciendo en años y meses recientes, definitivamente sí”, dijo Zen.

Desde que el Papa Francisco fue electo en 2013, el Vaticano hizo numerosas propuestas al régimen chino, tales como el vuelo papal sobre China en 2014. La Gran Época también reportó el pasado octubre que un alto funcionario del Vaticano, el Arzobispo Savio Hon Tai-Fai, que era conocido por oponerse firmemente al régimen chino, fue quitado de un puesto clave en el Vaticano por el Papa Francisco. Es sabido que Hon es un cercano aliado de Zen y también es de Hong Kong, la única diócesis católica bajo la República Popular China que tiene alguna garantía de libertad de religión.

En una entrevista en vídeo con la cadena EWTN de TV Católica, Zen dijo que piensa que el Papa Francisco, que es de Argentina, alberga “compasión” por los comunistas latinoamericanos y no entiende el Partido Comunista Chino en lo absoluto.

Zen también dijo que el Papa Francisco demuestra un “optimismo” erróneo al tratar con el régimen chino, lo que según Zen es sorprendente, dado que los asesores de Francisco, especialmente su Secretario de Estado, el Cardenal Pietro Parolin, tienen años de experiencia negociando el acuerdo con China y deben saber que no se debe confiar en el régimen chino.

Los medios de comunicación estatales comunistas se apresuran a defender al Papa

Mientras que los reportes sobre el sometimiento del Vaticano al régimen chino han sido ampliamente citados como traición a los católicos chinos perseguidos, al menos se encontró un adepto: los medios de comunicación estatales del régimen chino.

En un artículo publicado el martes, el estatal Global Times dijo que “Beijing y el Vaticano establecerán relaciones diplomáticas tarde o temprano… el Papa Francisco tiene una imagen positiva entre el público chino”. El periódico es una publicación hermana del portavoz estatal Diario del Pueblo y no habla oficialmente por el régimen, pero de todos modos es famoso por servir como una versión tabloide de la propaganda del régimen.

Global Times también afirmó que son mayormente los “católicos estadounidenses” los que están organizando una guerra civil dentro de la iglesia en contra del Papa Francisco. Citó a Massimo Faggioli, un profesor de teología de la Universidad de Villanova, afirmando que “las críticas de EE. UU.” al Papa Francisco no son realmente por China sino que significan “un instrumento de oposición teológica al resto del pontificado de Francisco”.

No obstante, es poca la evidencia que sugiere que la cobertura negativa predominante de la prensa y las críticas al acuerdo del Papa Francisco con China estén motivados por un abanico de otras disputas dentro del Catolicismo. Las voces más resonantes contra el acuerdo vienen de católicos chinos en Hong Kong y otros lugares, tales como Joseph Zen, y también muchos viejos observadores de China que han criticado las violaciones del régimen chino a la libertad religiosa y los derechos humanos.

Cristianos chinos asisten a una misa de Noche Buena en la una Iglesia Católica en Beijing, 24 de diciembre de 2016. (Wang Zhao/AFP/Getty Images)

Esta tampoco sería la primera vez en que el Papa Francisco ha sido acusado de doblegarse a regímenes autoritarios anti Occidente, a menudo a costa de los cristianos. Anteriormente, los cristianos ucranianos criticaron de “fraticida” al Papa Francisco por restar importancia a la agresión de Rusia contra su país. Sospechan que el Papa Francisco lo hizo así para cortejar a la Iglesia Ortodoxa de Rusia, que tiene estrechos vínculos con el Kremlin.

De forma similar, el acercamiento a brazos abiertos del Papa Francisco a Cuba, como se reflejó en su visita al país en 2015, ha sido criticado por pasar por alto los aprietos que viven los disidentes prodemocracia de Cuba que aún están siendo fuertemente perseguidos por el régimen socialista unipartidista. Durante el viaje, el Papa Francisco se reunió con Fidel Castro, el entonces ex dictador de 89 años de edad, pero con ningún miembro de la comunidad disidente, como lo señaló el Washington Post.

El informe de la Comisión sobre Libertad Religiosa Internacional de EE. UU.y el informe del Departamento de Estado de EE. UU. sobre libertad religiosa internacional catalogaron de forma consistente a China como un serio violador a la libertad religiosa. Ambos informes continuaron documentando nuevas persecuciones a cristianos e iglesias clandestinas cada año.

El Papa Francisco satisface al régimen chino privando de sus obispos a los católicos clandestinos perseguidos

Se removieron obispos de iglesias católicas clandestinas en favor de funcionarios del régimen

El Papa Francisco satisface al régimen chino privando de sus obispos a los católicos clandestinos perseguidos

Peregrinos de China asisten a la audiencia semanal del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, 26 de noviembre de 2014, Ciudad del Vaticano, Vaticano. (Franco Origlia/Getty Images)  

En una jugada que rompió con siglos de tradición católica, el Vaticano bajo el mando del Papa Francisco habría obligado a dos obispos chinos debidamente designados a que se aparten para hacer lugar a aquellos impuestos unilateralmente por el régimen chino. Esta es la última de una serie de concesiones que hizo el Papa Francisco en años recientes para buscar reanudar las relaciones diplomáticas entre el Vaticano y el régimen chino, que siempre ha rechazado la autoridad del Papa para designar obispos en China continental.

Según Asia News, se envió una delegación del Vaticano a China en diciembre del año pasado para obligar al Obispo Peter Zhuang de Shantou a “retirarse” o ser degradado, de manera que el régimen chino pudiera establecer sus propios obispos que provengan que iglesias autorizadas por el régimen.

Bajo el mando de todos los Papas anteriores, el Vaticano rechazó ese arreglo y se rehusó a reconocer los obispos “designados” unilateralmente por la ACPC. El poder de designar obispos, conocido como “Investidura”, ha sido considerado una de las enseñanzas fundamentales de la Iglesia Católica.

Pero fuera del control de la ACPC existe una red desafiante de “iglesias-hogar” clandestinas en China, cuyos seguidores estaban representados por obispos chinos ordenados legítimamente por el Vaticano, tales como Zhuang y Guo.

Cristianos chinos asisten a una misa de Noche Buena en una iglesia católica en Beijing, el 24 de diciembre de 2016. (Wang Zhao/AFP/Getty Images)

Según se informa, el Obispo Zhuang de 88 años de edad estalló en lágrimas al escuchar la orden del Vaticano, también rechazó la “oferta” de aceptar ser degradado a sacerdote para servir bajo el mando de su reemplazo, el Obispo de la ACPC Huang Bingzhang, dado que Huang podría simplemente expulsarlo en cualquier momento.

Además de ser obispo de la ACPC, Huang también es miembro del Congreso Nacional del Pueblo, el parlamento títere del régimen chino.

El Vaticano del Papa Francisco previamente exigió a Zhuang que se retirase en una carta con fecha del 26 de octubre, a lo que Zhuang respondió que preferiría “cargar su cruz” por desobedecer la orden del Vaticano, según reportó de Asia News.

La delegación del Vaticano también viajó a la provincia de Fujian, donde pidieron al Obispo Joseph Guo Xijin de Mindong, perteneciente a la iglesia católica clandestina, que “acepte” ser degradado de manera que el Obispo apoyado por la ACPC, Vincent Zhan Silu, pueda tomar su lugar. Anteriormente, Guo había desaparecido por un tiempo el año pasado luego de que el régimen chino lo obligara a “visitar” una oficina de asuntos religiosos en la ciudad de Fuan.

“Es una deshonra que los políticos del Vaticano pongan sus intereses políticos por encima de la Iglesia al doblegarse ante la Beijing Comunista”, dijo Bob Fu, fundador de ChinaAid, un ONG cristiana radicada en Midland, Texas. “Esta acción constituye una verdadera traición tanto a los principios cristianos como a los creyentes perseguidos en China. Espero que el Papa Francisco pueda intervenir y corregir el rumbo antes de que el daño sea demasiado enorme como para remediarlo”.

Satisfacer al régimen chino a toda costa

Los reiterados llamados de La Gran Época a la Oficina de Prensa del Vaticano solicitando comentarios no fueron respondidos. No obstante, las noticia del exilio forzado de dos obispos por obra del Vaticano ha sido confirmada por el Cardenal Joseph Zen, el respetado exobispo de Hong Kong que se retiró en 2009 y quien en años recientes se convirtió en la voz principal en cuestionar las varias propuestas del Papa Francisco al régimen chino.

Según se informa, Joseph Zen de 86 años de edad, visitó el Vaticano el pasado miércoles 23 de enero y se puso en fila con otros peticionarios en la fría Plaza de San Pedro para llevar personalmente una carta al Papa Francisco. No le dieron el privilegio de un acceso rápido al Papa, que es tradicionalmente ofrecido a Cardenales retirados de su nivel. La carta contiene una petición al Papa Francisco para que preste atención a la situación desesperada que viven las iglesias católicas clandestinas en China.

En esta foto de archivo, el entonces Cardenal de Hong Kong, Joseph Zen, camina en la Plaza de San Pedro el 6 de marzo de 2013, en el Vaticano. El Cardenal retirado, que ahora tiene 86 años de edad, habría visitado el Vaticano el 23 de enero de 2018 y se habría puesto en fila en la fría Plaza de San Pedro para llevar personalmente una carta dirigida al Papa Francisco. (Philippe Lopez/AFP/Getty Images)

De todos modos, el Vaticano bajo el mando del Papa Francisco marcó claramente el rumbo para reanudar relaciones con el régimen chino a toda costa. Se hicieron numerosas propuestas al régimen chino desde que el Papa Francisco fue electo en 2013, tales como un vuelo papal sobre China en 2014 y un anuncio en febrero de 2017 de que se había llegado a un “acuerdo” con Beijing sobre el asunto de la designación de obispos, entre otros acontecimientos.

La Gran Época también reportó el pasado octubre que un arzobispo superior conocido por su fuerte oposición al régimen chino fue removido de un puesto clave en el Vaticano por el Papa Francisco.

El acercamiento del Papa Francisco al régimen chino también es de un marcado contraste con muchos de sus predecesores. Por ejemplo, Juan Pablo II es conocido como el Papa que inspiró la caída el comunismo en su Polonia natal. Y a pesar de que muchos Papas antes de Francisco intentaron reanudar las relaciones del Vaticano con China, ninguno cruzó la línea de aceptar que el régimen chino prive al Vaticano de su poder de Investidura.

El asunto de la designación de obispos, no es lo único que separa al Vaticano de la República Popular China. El destino de la red de iglesias católicas clandestinas de China, que tienen un estimativo de entre 5 y 10 millones de miembros, aún tiene que ser resuelto, incluso a pesar de que sus obispos ahora fueron abandonados por el Vaticano. Los católicos clandestinos denuncian que el régimen chino arrestó a cientos de sacerdotes y obispos y destruyó sus iglesias.

Un trato del Vaticano con China también tiene que resolver el asunto de Taiwán, con el que también mantiene relaciones diplomáticas formales. En parte debido a que el régimen chino no reconoce la autoridad del Vaticano en China, Taiwán fue capaz de mantener al estado soberano de la Santa Sede como uno de los aliados diplomáticos que formalmente reconocen a la nación insular de Taiwán –o por lo menos hasta ahora.

Los observadores especulan con que el Vaticano abandonaría sus relaciones con Taiwán para sellar un trato con el régimen chino, un acto que podría ser visto no solo como una traición a Taiwán sino también a los 240.000 católicos taiwaneses a los que, a diferencia de sus contrapartes chinos, se les ha permitido practicar libremente su religión y seguir la autoridad del Vaticano.

República Dominicana: Embajada de Taiwán festeja el aniversario de su país y llama a fortalecer las relaciones bilaterales

República Dominicana: Embajada de Taiwán festeja el aniversario de su país y llama a fortalecer las relaciones bilaterales

(José Eduardo Rodríguez)

 

Santo Domingo – La embajada de Taiwán celebró este 10 de octubre el 106º aniversario de la Fundación de la República China – Taiwán. El evento fue presidido por el Embajador de Taiwán Valentino Ji Zen Tang y contó con la presencia de la Primera Dama de la República Cándida Montilla de Medina. Entre los presentes se encontraba la expresidenta del Senado Cristina Lizardo, y el expresidente de la República Hipólito Mejía, personalidades del cuerpo diplomático, civiles y militares, así como otros invitados.

Vistosas flores de diversos tipos y colores adornaban el salón Anacaona del hotel Renaissance, donde tuvo lugar la recepción. Con entusiasmo y alegría se dio formal inicio a la fiesta nacional con las notas del Himno Nacional Dominicano y el de la República de Taiwán. Un espectáculo cultural y colorido fue el deleite de los invitados, quienes disfrutaron de la destacada danza de dragones.

“Muestra de esto es que el  20 de mayo del año pasado, fue juramentada la doctora Tsai  Ing-Wen, primera mujer presidente en su historia”, expresó el embajador.

(José Eduardo Rodríguez)

(José Eduardo Rodríguez)

Valentino recordó que la Presidenta Tsai en su discurso del día nacional reiteró la importancia de reforzar las relaciones bilaterales entre Taiwán y países aliados, como República Dominicana, y mantener la visión de aferrarse al valor democrático para construir un mejor mundo, promoviendo la transformación de la estructura económica, reforzando la seguridad social para lograr la igualdad y justicia  social, así como la paz regional.

Por otra parte, el Embajador Tang destacó que la República Dominicana y Taiwán han mantenido más de 76 años de relaciones diplomáticas y amistad fraternal, compartiendo los mismos valores de libertad, democracia y derechos humanos.

“Taiwán es un aliado serio. Ejecuta lo prometido. No vendemos sueños, ya que el sueño de algunos no puede convertirse en la pesadilla de otros”, afirmó.

El embajador hizo una reseña de las relaciones entre la República de China-Taiwán y la República Dominicana, detallando las aportaciones más relevantes al país dominicano.

(José Eduardo Rodríguez)

(José Eduardo Rodríguez)

Destacó que Taiwán y República Dominicana a través de estos años han fortalecido los vínculos con una serie de programas y proyectos de cooperación en diversas áreas. En seguridad, por ejemplo, se destaca la instalación y expansión del Sistema Integrado de Emergencia 911, y el Sistema Integrado de video de vigilancia para los aeropuertos de Las Américas y Punta Cana.

En el aspecto social, Taiwán ha auspiciado la construcción de 3 centros de Atención Integral para la Discapacidad a través del Despacho de la Primera Dama y para este año un 4to centro en la ciudad de Santo Domingo Este.

Entre otros aportes recientes, Tang destacó los de cooperación técnica y el fortalecimiento institucional, como el proyecto de instalación del Sistema de Generación Solar Fotovoltaica en el Ministerio de Relaciones Exteriores y la reciente donación de cien mil dólares al Centro de Operaciones de Emergencias (COE) para mitigar los daños  tras los efectos del Huracán María a su paso por el país.

Tang también hizo un detalle de los proyectos de inversión ejecutados.

Asimismo, aprovechó para informar que desde el pasado 12 de julio la embajada anuncio la exención de visado taiwanés a los dominicanos.

“Es una excelente oportunidad para que se animen a conocer mi nación, por eso deseo invitar a todos a nuestros amigos dominicanos a conocer Taiwán”, dijo Valentino.

Por último se refirió a los diferentes acuerdos bilaterales en los cuales están trabajando Taiwán con la República Dominicana, entre los cuales listó:

  • Convenio de cooperación técnica
  • Acuerdo sobre asistencia mutua en materia aduanera
  • Acuerdo de cooperación en asuntos de migración y prevención de trata de personas
  • Acuerdo sobre asistencia mutua en materia criminal
  • Acuerdo sobre cooperación policial
  • Suspensión de la exigencia de la doble legislación de los documentos públicos extranjeros.

Adelantó las nuevas iniciativas de cooperación bilateral entre Taiwan y República Dominicana que abarcan seguridad, educación, medio ambiente salud pública, tecnología, etc.

Al finalizar expresó que tras 76 años de tradicional amistad, Taiwán ha dejado una huella de cooperación en las 31 provincias y el Distrito Nacional que componen la República Dominicana.

“Somos un aliado fiel y queremos continuar contribuyendo con la prosperidad de esta nación”, concluyó abogando por que se siga profundizando y ampliando la cooperación para el futuro desarrollo de ambos pueblos.

Luego de sus palabras invitó a todos a disfrutar de la fiesta del Doble Diez, como es conocida esta fiesta nacional, por celebrarse el 10 de octubre, se cortó el pastel y se disfrutó de un acogido compartir.

Taiwán se defiende de China por tomar el control de sus relaciones con Panamá

Por Paul Huang, Epoch Times

panama-china-695382798-676x450

La Vicepresidenta y Ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo y el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi conversan durante la ceremonia del establecimiento de relaciones diplomáticas el 13 de junio de 2017 en Pekín. (Greg Baker – Pool/ Getty Images)

Después de romper relaciones diplomáticas con Taiwán, Panamá ahora reconoce al régimen de Pekín. El gobierno y pueblo taiwanés no van a pasar por alto la última transgresión de China. Es probable, dicen los expertos, que el acontecimiento avive la determinación y perseverancia de Taiwán de resistir el régimen coercitivo de Pekín.

El 12 de junio, el Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, declaró en un discurso transmitido por televisión que Panamá rompía sus relaciones diplomáticas con la República de China en Taiwán para establecer relaciones con la República Popular China.

A pesar de no ser formalmente reconocida por la mayoría de países del mundo y se le ha excluido de las Naciones Unidas, Taiwán mantiene relaciones diplomáticas con un número limitado de países que la reconocieron en lugar de China. Con la salida de Panamá, ahora solo quedan 20 países en la lista.

El régimen del partido comunista chino considera a Taiwán parte de su territorio e insiste en la “política de una sola China” que excluye cualquier espacio internacional para Taiwán. Constantemente, ha presionado a los aliados diplomáticos que aún conserva Taiwán. El año pasado, la nación africana de Santo Tomé y Príncipe también rompió relaciones diplomáticas con Taiwán y reconoció a China.

La situación de Taiwán se agudiza por el hecho de que su arcaico marco constitucional también sostiene su propia versión de la “política de una sola China,” que insiste en que la República de China es el único gobierno legítimo. Todas las demás naciones se ven obligadas a elegir entre reconocer a la “República de China” de Taiwán o a la más grande y poderosa República Popular de China. Hasta ahora, ninguna nación ha reconocido formalmente a Taiwán y China por igual.

Apenas en junio, en su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo el año pasado, la Presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen visitó Panamá. Hasta hace poco, los funcionarios panameños aseguraban reiteradamente a los diplomáticos taiwaneses que el país seguiría comprometido con Taiwán y no se acercaría a Pekín.

Aunque no se conoce públicamente lo que Pekín ofreció a Panamá para finalmente atraerla, las compañías chinas han hecho grandes inversiones en proyectos del canal de Panamá.

Russell Hsiao, Director Ejecutivo del Instituto Mundial de Taiwán, comité asesor con base en Washington D.C., dijo que el cambio de relaciones diplomáticas de Panamá es otra prueba de que Pekín intensifica su campaña coercitiva contra la nación insular democrática.

“Era solo cuestión de tiempo para que Pekín jalara el gatillo, a pesar de la promesa del gobierno de Tsai de mantener el “estatus quo” en las relaciones del Estrecho,” dijo Russell Hsiao.

De acuerdo con Russell Hsiao, las acciones de Pekín probablemente serán contraproducentes y provocarán mayor angustia y animosidad de la gente contra la República Popular de China (RPC).

La noticia de la ruptura de Panamá ha provocado indignación en Taiwán, muchos políticos y comentaristas han expresado su ira y resentimiento contra China. La Presidenta Tsai de Taiwán también condenó la maniobra de China y prometió que Taiwán no sucumbirá a sus “amenazas e intimidación.”

“No se puede desafiar ni intercambiar la soberanía [de Taiwán]. China sigue manipulando el principio “una China” y presiona el espacio internacional de Taiwán, amenazando los derechos del pueblo taiwanés,” dijo la Presidenta Tsai.

Violencia en Venezuela, Maduro despliega al ejército

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el despliegue de 2,600 militares en el estado de Táchira, después de saqueos y ataques, al tiempo que ha enfrentado desde principios de abril una serie de manifestaciones en las que han muerto 43 personas.

365-820x385

Manifestación en Caracas, Venezuela. (Foto: AP)

“He ordenado el traslado de 2,000 guardias y 600 tropas de operaciones especiales”, dijo el Ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, a la televisión gubernamental VTV, indicando actuar a solicitud del presidente socialista.

Un día antes, el jefe de estado extendió una vez más el estado de emergencia económica, en vigor desde enero de 2016, lo que le permite restringir las “garantías” constitucionales y tomar medidas especiales de “orden social, económico, político y jurídico.”

En la noche del martes y miércoles, saquearon decenas de tiendas y prendieron fuego a dos estaciones de policía en Táchira.

Los problemas se presentaron en otras regiones del país sudamericano, en el este de Caracas, San Antonio de los Altos, manifestantes encapuchados montaron barricadas.

Crisis Sanitaria

Desde el primero de abril, hay en Venezuela una ola de protestas y violencia que culmina con un número de muertos que crece día con día, se ha anunciado el miércoles la muerte de un manifestante de 15 años de edad.

El total es de 43 muertos, tantos como durante las anteriores protestas contra Maduro, que ocurrieron entre febrero y mayo de 2014.

La ira popular se alimenta de la profunda crisis económica y social en el país petrolero, arruinado por la caída de los precios del crudo, y golpeado por una grave escasez de alimentos y medicinas, la inflación más alta del mundo y una criminalidad incontrolable.

Decidida a conseguir la salida del presidente vía elecciones generales anticipadas, la oposición, mayoría en el parlamento desde finales de 2015, sigue siendo fuerte y moviliza cada día miles de personas.

El miércoles, fueron los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud que se manifestaban vestidos de blanco en Caracas, donde iban a desfilar paralelamente chavistas (del nombre del expresidente Hugo Chávez, 1999-2013) apoyando a Maduro.

Los profesionales de la salud denuncian la crisis sanitaria, pues la mortalidad infantil y materna han aumentado en 2016, a 30% y 65% respectivamente, mientras que los casos de paludismo aumentaron un 76.4%. La publicación de estas cifras alarmantes la semana pasada resultó en la expulsión inmediata de la Ministra de Salud, Antonieta Caporale.

“Campaña de persecución”

Dos manifestaciones de opositores se planean para la noche en Caracas, en memoria de las víctimas de las protestas anteriores, en las que resultaron cientos de heridos. Según la ONG Foro Penal, 159 manifestantes detenidos fueron encarcelados por decisión de los tribunales militares, procedimiento prohibido por la Constitución.

Nicolás Maduro acusa a los Estados Unidos de apoyar a la oposición para llevar a cabo un golpe de estado en Venezuela, denuncia una “campaña de persecución”. “Somos los nuevos judíos del siglo XXI”, dijo el jefe de estado, pero siete de diez habitantes quieren que salga antes del final de su mandato en diciembre de 2018.

La oposición sigue llamando a manifestarse el jueves, en el Ministerio del Interior en Caracas, y luego a desfilar el sábado en todo el país.

El deterioro de la situación en Venezuela sigue preocupando a la comunidad internacional y el miércoles, el Consejo de Seguridad de la ONU abordará el asunto por primera vez, a petición de Washington.

La Organización de Estados Americanos (OEA) tratará esta crisis en una cumbre de Ministros de Relaciones Exteriores el 31 de mayo, pero la región sigue dividida: mientras Brasil anunció el regreso de su embajador a Caracas después de nueve meses de ausencia como “signo de buena voluntad” a favor del dialogo, Colombia descarta “por el momento” el regreso del suyo, llamado a consulta a finales de marzo.

China silenciosa en el quincuagésimo aniversario de la Revolución Cultural

Joshua Fatzick, Voice of America news

Hace cincuenta años, el Partido Comunista Chino comenzó la Revolución Cultural, con la promesa de que traería una sociedad más justa, pero en la práctica sólo la llevó a un completo desastre social y económico.

added592-20be-4584-abe7-4f93a556d34e_cx0_cy10_cw0_w987_r1_s_r1

Un barrendero limpia el suelo enfrente del Mausoleo de Mao en la Plaza Tiananmen en el quincuagésimo aniversario de la Revolución Cultural en Pekín, China el 16 de mayo de 2016. (Foto: Reuters)

Este trascendental aniversario pasó desapercibido y con un aplastante silencio virtual de los medios de comunicación estatales de China.

El 16 de mayo de 1966, el líder del Politburó del Partido Comunista Chino, Mao Zedong, comenzó la campaña con la purga de cuatro altos funcionarios del partido y, el anuncio de que devolvería supuestamente el poder a la clase obrera, poder usurpado por los burgueses.

Lo que sucedió no fue la utopía comunista que Mao planeó sino un periodo brutal de violencia, escasez de alimentos y dificultades económicas, que llevaron a la persecución y muerte de millones de personas.

4e99b82d-3d81-4bf6-a918-566bf6836f84_w610_r0_s

En esta foto de archivo tomada el 14 de septiembre de 1966, los jóvenes de la Guardia Roja se manifiestan ondeando copias de escritos del líder del Partido Comunista Mao Zedong, referencias al Pequeño Libro Rojo de Mao y llevan un cartel de Karl Marx. (Foto: AP)

Ahora parece que el gobierno chino prefiere olvidar por completo la Revolución Cultural. No hubo eventos oficiales ese día, ni tampoco se mencionó el aniversario en los periódicos de China continental.

En lugar de eso, los principales titulares de los periódicos de mayor circulación de China estuvieron dedicados a Donald Trump y el ex alcalde de Londres, Boris Johnson, comparaciones entre la UE y la Alemania del Tercer Reich de Hitler, la furia del régimen chino por un reciente informe del Pentágono, y sobre los intentos de la policía por localizar niños desaparecidos.

“Hechos incomodos”

Roderick MacFarquhar, experto en la Revolución Cultural de la Universidad de Harvard, dijo a The Guardian, que el actual dirigente de China, Xi Jinping, busca evitar cualquier “hecho incómodo” sobre la revolución.

“El hecho realmente incómodo, que Xi Jinping en particular no puede digerir es el papel de Mao (en la Revolución Cultural). A Mao, en realidad, le complacía el caos. Le encantaba la idea de una guerra civil… lo último que Xi Jinping quiere hacer es resucitar cualquier cosa que tenga que ver con la Revolución Cultural, ya que es inevitable que afecte la reputación de Mao”, dijo MacFarquhar al periódico británico.

Mao reclutó a jóvenes chinos en su grupo paramilitar de Guardias Rojas para atacar a los cuatro viejos de la sociedad china: Costumbres, cultura, hábitos e ideas.

Estas bandas de estudiantes humillaron y torturaron públicamente a maestros y a otros funcionarios de escuelas, e incluso entregaron a sus propios padres por expresar ideas contrarrevolucionarias. Miles de personas fueron golpeadas hasta morir, o incluso los orillaron al suicidio.

No fue sino hasta 10 años más tarde, cuando Mao murió, que la violencia y las dificultades cambiaron completamente, pero tardó cinco años más, hasta 1981, que el régimen chino reconociera oficialmente que las políticas de Mao “llevaron a la agitación interna y trajo la catástrofe al partido, al estado y a todo el pueblo.”

El legado de Mao sigue siendo un tema que divide a China.

c7624681-14ad-4913-8606-f10296dd0aed_w610_r0_s

En esta foto de archivo tomada el 27 de agosto de 1966, una estatua de Buda cubierta de carteles que decían “destruir al viejo mundo”, y “establecer un nuevo mundo”, por un ultrapatriótico Guardia Roja que rechazaba las antiguas tradiciones chinas, en el templo Lin Yin en Hangzhou, China. (Foto: ARCHIVO/ AP)

A pesar de los desastrosos efectos económicos y sociales de sus políticas, las ideas de Mao han resurgido en los últimos años, sobre todo entre los viejos y pobres miembros de la sociedad, que sienten nostalgia por la época en que el estado les proveía y la sociedad era más igualitaria, pasando por alto la muerte y la destrucción.

“O la gente ha olvidado la Revolución Cultural o están cada vez más insatisfecho de las condiciones sociales, pero desde mediados de la década de los 90, este tipo de ideas ha ganado popularidad”, Xu Youyu, quien fuera investigador de la Academia de Ciencias Sociales de China, dijo a The Associated Press.

Riesgo de repetir

Los únicos informes de los medios de comunicación sobre la Revolución Cultural en China salieron de Hong Kong, que es una región semiautónoma con mayores libertades económicas y de expresión comparadas con la parte continental.

La semana pasada, el South China Morning Post publicó un artículo de opinión de Cary Huang, pedía a la nación recordar su pasado, o correr el riesgo de repetirlo.

“Mientras que muchas universidades occidentales imparten cursos y realizan programas de investigación sobre la Revolución Cultural, Pekín prohíbe la discusión pública y el estudio académico del tema, temiendo que al volver al periodo oscuro, y reflexionar sobre el pasado daría lugar a una reevaluación del papel del partido en la China moderna”, escribió Cary.

Cary dijo que las consecuencias políticas de la Revolución Cultural siguen afectando a la política china, y cuestionó que el partido tenga una visión propia ya que el sistema construido por Mao sigue bloqueando los esfuerzos para “adoptar la modernidad.”

“Si el partido teme revelar la verdad sobre su propio pasado y se niega a aprender de él, ¿cómo puede tener una visión clara de la dirección correcta hacia el futuro?”, dijo.

Versión original en inglés: http://m.voanews.com/a/china-marks-50th-anniversary-of-cultural-revolution-with-silence/3331926.html?ltflags=mailer